Unión Europea ampliará independencia energética de Rusia | Economía | DW | 08.05.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Unión Europea ampliará independencia energética de Rusia

Con nuevas conexiones desde el Mar Caspio y Asia Central hasta Europa, la UE busca ser cada vez menos dependiente del suministro de petróleo y gas provenientes de Rusia.

default

Pozos de petróleo en el Mar Caspio.

La Cumbre Energética de la Unión Europea produjo un resultado concreto: la declaración expresa de que Bruselas apunta a soltarse de Moscú, poco a poco. El encuentro tuvo lugar en Praga, cuyo gobierno preside actualmente el Consejo Europeo. Azerbaiján, Egipto, Georgia y Turquía fueron algunos de los países extra-comunitarios que firmaron la declaración final.

A través la Europa balcánica, el llamado “corredor sur”, la UE construirá el ya conocido proyecto “Nabucco” que evita pisar territorio ruso para instalar el gasoducto. El suministro de energía a través de esta línea favorecerá a toda la Unión, toda vez que las instalaciones llegarán hasta suelo austriaco.

A comienzos de 2009, el conflicto por el gas entre Rusia y Ucrania afectó directamente a millones de consumidores en la Unión Europea dejándolos sin calefacción, justo durante uno de los inviernos más severos de los últimos años.

Un mercado atractivo para los cooperantes

Así que lo más lógico es que se busquen fuentes y vías alternativas para garantizar el suministro de gas en Europa. Para ello, la UE negocia con diversos países la apertura del corredor sur. Bruselas ha entrado en contacto sobre el tema con países de Asia Central, el Cáucaso, el Cercano y Medio Oriente, así como con Turquía, el país enlace entre Europa y Asia.

Según el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, “el proyecto del corredor sur ofrece significativas ventajas para todos”. Una participación en los planes de la UE le aseguraría, según Barroso, el acceso a largo plazo a un mercado energético altamente atractivo, no sólo por la parte financiera.

En concreto, para los países del sur del Cáucaso y el Mar Negro dicho corredor abre mayores oportunidades de envío, transporte y tránsito de gas que les representan más entradas en dinero. “Y para la Unión Europea el corredor del sur es una alternativa geográfica para su seguridad energética”, concluye el presidente de la Comisión Europea.

Energía y paz: éxito a largo plazo

Otro plan de aseguramiento de energía del Este, es el gasoducto bautizado con el nombre de Nabucco. Este proyecto se extenderá a lo largo de 3.000 kilómetros y transportará gas para Europa desde el mismo Mar Caspio, atravesando Turquía y otros países balcánicos hasta su meta final: Austria.

A pesar de que es un éxito logrado por la presidencia checa del Consejo Europeo y anunciado al finalizar la Cumbre de Praga, las cosas no fueron nada fácil. En el último momento, países como Kazajstán, Turkmenistán y Uzbekistán no querían firmar el acuerdo. “Pero es que en estas negociaciones hay que tener paciencia”, acota Andris Piebalgs, el comisario para asuntos energéticos de la UE.

En todo caso, Bruselas espera que a partir de 2014 fluya gas a través de la gigantesca tubería. Pero, a juzgar por las palabras de Javier Solana, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, “no se trata solamente de conseguir gas o petróleo”. Según Solana, “los 27 países de la UE confían en que el trabajo de cooperación en torno al gasoducto, acerque a los países del Este que tienen conflictos entre sí”.

Autor: Christoph Hasselbach / José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda