Una sola dosis no es suficiente para combatir la variante delta, según estudio | Coronavirus | DW | 09.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Una sola dosis no es suficiente para combatir la variante delta, según estudio

Los investigadores realizaron experimentos de laboratorio con muestras de sangre de personas que habían recibido una y dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech y AstraZeneca. Estos fueron los resultados.

Los autores descubrieron que la vacunación de individuos con una infección previa por SARS-CoV-2 potenciaba la inmunidad por encima del umbral de neutralización de la variante.

Los autores descubrieron que la vacunación de individuos con una infección previa por SARS-CoV-2 potenciaba la inmunidad por encima del umbral de neutralización de la variante.

Si bien las vacunas funcionan satisfactoriamente contra la variante delta, el nivel de protección que ofrecen dependería de si la persona ha completado el curso de vacunación. 

Un estudio publicado este jueves (08.07.2021) en la revista Nature descubrió que una sola dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o AstraZeneca fue poco o nada eficaz contra las variantes beta y delta; solo alrededor del 10 % de los individuos fueron capaces de neutralizar la variante delta después de una dosis.

Sin embargo, la administración de las dos dosis de esas vacunas generó una respuesta neutralizante en el 95 % de los individuos, aunque es "de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la alfa".

El estudio, encabezado por científicos franceses, también indica que Delta es menos inhibida por los anticuerpos presentes en las personas que han pasado el COVID-19 o que han recibido una sola dosis de las citadas vacunas.

La variante delta es ya predominante en países como India –donde surgió–, Gran Bretaña o Portugal, y se estima que, "en algunas semanas o meses", será la mayoritaria en toda Europa, señala el Instituto Pasteur, cuyo investigador Olivier Schwartz encabezó el equipo.

Ver el video 05:54

“Si dejamos circular el virus habrá más variantes con probabilidad de escapar a la protección”

Reactividad de los anticuerpos

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

La variante delta del coronavirus es "menos sensible a los anticuerpos neutralizantes que la alfa", según los resultados del estudio, y sugiere que consigue escapar de los anticuerpos que se dirigen a ciertas partes de la proteína spike (espícula viral o peplómero), que es la que usa el virus para entrar en las células.

El análisis de la sangre de pacientes recuperados de COVID-19 en los doce meses previos reveló que necesitan concentraciones de anticuerpos "cuatro veces más elevadas" para neutralizar la variante delta en comparación con la alfa.

Vacunación de individuos con una infección previa

Los autores también descubrieron que la vacunación de individuos con una infección previa por SARS-CoV-2 potenciaba la inmunidad por encima del umbral de neutralización de la variante.

La investigación analizó la eficacia de los anticuerpos monoclonales terapéuticos Bamlanivimab, Etesevimab, Casirivimab y Imdevimab. De esos cuatro, el Bamlanivimab, "perdía su actividad antiviral" al no ser capaz de unirse a la proteína spike, mientras los otros seguían activos.

Los investigadores consideran que las mutaciones presentes en la proteína spike de la variante delta "potencialmente modifican la unión del virus al receptor de la célula, lo que le permite escapar parcialmente a la repuesta del sistema inmunitario". 

FEW (EFE, Nature)

Ver el video 12:23

La variante delta enciende las alarmas

DW recomienda