Una estrella deslumbrante | Música | DW | 06.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Una estrella deslumbrante

El Concierto para piano nº 1 de Liszt está pensado para deslumbrar al público. Y eso es precisamente lo que logró la pianista Mihaela Ursuleasa junto a la Filarmónica Romaní en Bonn.

Ursuleasa, Mihaela © Julia Wesely Beethovenfest 2011

La pianista Mihaela Ursuleasa

Franz Liszt
Concierto para piano nº 1 en Mi bemol Mayor
Mihaela Ursuleasa, piano
Filarmónica Romaní
Director: Riccardo M. Sahiti

MP3 grabado por la Radio del Oeste de Alemania (WDR) en la Sala Beethoven de Bonn, el 24 de septiembre de 2011.


Los primeros esbozos del Concierto para piano nº 1 de Franz Liszt datan de 1830, cuando el compositor contaba con 19 años de edad. Sin embargo, no lo estrenó hasta más de dos décadas después y continuó revisándolo hasta 1856. La pieza acompañó al húngaro durante los años más importantes de su vida.

Las actuaciones del joven Liszt lo lanzaron al estrellato internacional. Era aclamado por el público, lo que ha conducido a algunos críticos actuales a equipararlo con una estrella del rock de nuestra época. Liszt tenía fama de ser un hedonista, un amante de los placeres de la vida, y ello se refleja en parte en su música.

Su Concierto para piano nº 1, con sus vertiginosas escalas ascendentes y descendentes sobre el teclado, encarna precisamente esas características que se atribuyen a su personalidad. Es una pieza concebida para una persona con dominio absoluto de la técnica pianística, como es el caso de Mihaela Ursuleasa. El director Riccardo Sahiti alaba “sus increíbles prestaciones como solista”, que consiguieron una interpretación “llena de emoción e intensidad”.

Autor: Greg Wiser/MS