Un tsunami llamado Genaro García Luna | Anabel Hernández: contracorriente! | DW | 31.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Anabel Hernández: contracorriente!

Un tsunami llamado Genaro García Luna

Estados Unidos parece tener claro qué hará con el ex secretario de Seguridad Pública de México. En cambio, el gobierno de AMLO aún no define cómo abordar el tema, dice Anabel Hernández en su columna para DW.

El narcotráfico sigue golpeando a México.

El caso del ex secretario de Seguridad Pública Federal de México, Genaro García Luna, acusado en una corte federal de New York por narcotráfico y falsedad de declaraciones, amenaza con convertirse en un tsunami para sus cómplices dentro y fuera de México. Es tal la amenaza, que ya algunos han comenzado a "evacuar” la "zona de riesgo”, aprovechando que el gobierno de México, encabezado por el presidente de izquierda Andrés Manuel López Obrador, aún no parece tener definido qué hará; si los dejará escapar, o si esperará pasivamente a que el gobierno estadounidense arrase con una importante parte de la clase política, empresarial y de ex servidores públicos en México.

Esperar a que los estadounidenses hagan "justicia” es un juego peligroso para el gobierno mexicano. Éste parece no haber comprendido que el paso dado por el gobierno de Estados Unidos en contra del ex secretario de Estado mexicano es solo el comienzo de una batalla contra autoridades mexicanas del más alto nivel coludidas con los carteles de la droga en los últimos años. Y eso, en poco tiempo, puede significar que luego sean sentados en el mismo banquillo de los acusados integrantes del gobierno de López Obrador o de su partido político.

Se suma un coacusado

La semana pasada estuve en México y, aunque el caso de García Luna es tomado como un cisma, me parece que aún no se ha terminado de entender que su dimensión puede llegar a ser devastadora para los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, si los estadounidenses van a fondo.

Y mientras el gobierno mexicano define un plan sobre el caso García Luna, el Departamento de Justicia estadounidense ya tiene uno muy claro. El 24 de enero pasado, al expediente criminal abierto contra García Luna se sumó el primer coacusado: el ex jefe policiaco Iván Reyes Arzate, quien era parte del equipo cercano de García Luna desde el año 2001, ocupando cargos clave en la Agencia Federal de Investigaciones y la Policía Federal.

Reyes Arzate fue arrestado en 2017 en Estados Unidos por "obstrucción de la justicia”. Se le acusó de que, mientras trabajaba con García Luna, estuvo al servicio del Cartel de Sinaloa y sus aliados, como por ejemplo la familia de narcotraficantes conocidos como los Beltrán Leyva. La Fiscalía dijo que Reyes Arzate traicionó la relación de colaboración que había entre la agencia estadounidense antidrogas DEA y la Policía Federal, compartiendo información sensible con el crimen organizado, obstruyendo detenciones y poniendo en riesgo la vida de los agentes estadounidenses.

En el juicio contra Reyes Arzate salieron a relucir los nombres de Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino, Francisco Garza Palacios y Ramón Pequeño, todos ellos integrantes de un clan de policías incrustado en instituciones de México desde fines de la década de los ochenta, los cuales han sido acusados de proteger a peligrosas bandas de secuestradores y narcotraficantes. Todos ellos blanco del gobierno estadounidense.

Anabel Hernandez, periodista mexicana

Anabel Hernandez, periodista mexicana

Un arresto más

El proceso judicial contra Reyes Arzate llevado a cabo en una corte federal de Chicago fue el inicio del fin de Genaro García Luna y sus cómplices. Reyes Arzate fue condenado a 30 meses de prisión, pero la semana pasada fue llamado a declarar a Nueva York y ahí se le arrestó el 24 de enero; ahora por tres cargos de narcotráfico similares a los de García Luna.

Genaro García Luna.

Genaro García Luna.

El fiscal que hizo la acusación en su contra es Michael P. Robotti, el mismo que encabeza la acusación contra García Luna, y que llevó la causa contra Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo”. Robotti ha dicho a la corte de NY que los tres casos están conectados y deben quedar en manos de Brian Cogan, el mismo que en 2019 sentenció a cadena perpetua a "El Chapo”.

Para cumplir las formalidades, Reyes Arzate se declaró inocente de los nuevos cargos en su contra el 24 de enero pero, de acuerdo al documento que tengo en mi poder, ese mismo día comenzó negociaciones con el fiscal estadounidense para evitar el juicio. Acusado y Fiscalía solicitaron al juez un periodo del 24 de enero al 19 de febrero para definir si llegan o no a una negociación para evitar el juicio.

La única opción para el ex subordinado de García Luna es declararse culpable y dar más detalles de la red de autoridades corruptas coludidas con el Cartel de Sinaloa y sus aliados, red de la cual García Luna era la cabeza más visible, aunque sin duda alguna no es la del más alto nivel. Reyes Arzate ya había comenzado a cooperar en Chicago, pero al calcular que su sentencia por "obstrucción de la justicia” no sería tan larga, súbitamente cortó las negociaciones. Hoy parece no tener otra opción: la sentencia que le espera es de diez años de prisión a cadena perpetua.

¿Quiénes están detrás de García Luna?

Mientras esto sucede en Nueva York, tuve conocimiento de que Ramón Pequeño, ex funcionario público, trabajó en México con García Luna desde 1994, y quien fuera jefe de Reyes Arzate está muy preocupado. De acuerdo a la información que me fue proporcionada, tras la detención de García Luna, Pequeño, quien ya estaba acomodado en una asesoría en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, habría sacado súbitamente a su familia de México y ya hizo saber que permanecerá con la boca cerrada.

¿Quiénes están detrás de García Luna y sus cómplices? Tal vez Ramón Pequeño recuerde aún el homicidio de al menos cuatro integrantes del equipo cercano de García Luna en 2008.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció tras la detención de Genaro García Luna que haría una revisión de cuáles funcionarios cercanos al ex secretario de Seguridad Pública Federal podrían continuar en el gobierno federal. Ha pasado un mes, y no ha mencionado a ninguno. Para hacer esa tarea más ágil, la autora de esta columna dará a conocer algunos nombres de miembros del equipo de García Luna que aún están en áreas clave en el gobierno de López Obrador.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | 

DW recomienda