Un tranvía llamado cordialidad | Ciudades y Rutas | DW | 13.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Un tranvía llamado cordialidad

Si Ud. creía que el mal humor y la falta de amabilidad eran características típicas alemanas, entérese del encuentro fortuito de Bismarck Roca Beck en un tranvía y conozca la otra cara de Alemania.

La hospitalidad alemana viaja en tranvía.

La hospitalidad alemana viaja en tranvía.

Recuerdo que, recién llegado a Munich, y no hablando muy bien el alemán, quise tomar el tranvía en Lehel para ir a la estación principal. Tomé el tranvía errado, y, por precaución, le pregunté a una señorita si era ese el correcto. Me respondió que no, y me ofreció acompañarla, para que juntos encontráramos el tranvía que yo necesitaba tomar.

En la próxima estación, se bajó y se quedó a esperar que viniera el tranvía que iba a la estación central del ferrocarril. Me dijo: "este es", y me deseó un buen viaje. Todo lo hizo con mucha educación y amabilidad. Me quedé muy sorprendido, y, durante los seis meses que estuve por allí, siempre volví a encontrarme con gente amable. Creo que en Alemania es muy recomendable dirigirse a la gente con educación, sin olvidar de poner por delante el "por favor".