Un “Rocky” latinoamericano | Cultura | DW | 22.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Un “Rocky” latinoamericano

La obra sobre el legendario Rocky ha tenido gran acogida en Hamburgo, la ciudad alemana de los musicales y el boxeo. De la mano del único latinoamericano del elenco, DW descubre el mundo de los musicales.

Con el torso desnudo y con los guantes de boxeo puestos entrena Francisco del Solar junto a sus colegas antes de salir a escena. Así se prepara el único latinoamericano del elenco del famoso musical “Rocky”, una hora antes de la función en Hamburgo. La adaptación teatral, protagonizada por Drew Sarich y Wietske van Tongeren, fue estrenada hace un año y en su inauguración contó con la presencia de la estrella hollywoodense Sylvester Stallone, autor y coproductor de la obra. “Los ensayos para Rocky han sido criminales, pero valieron la pena, no imaginé estar entre este tipo de celebridades”, cuenta Del Solar en entrevista con DW.

Un sueño hecho realidad

A pesar de que el personaje de Francisco es pequeño, ya es un privilegio ser parte de la obra. Llegar a esta puesta en escena le costó mucho sudor y mucho esfuerzo al peruano. En su país se sentía estancado y sin muchas posibilidades para seguir desarrollando su arte. Así es como decidió probar suerte hace una década en Alemania. “Tenía un deseo de aventura y quería viajar a Europa. Siempre me gustó mucho explorar nuevas cosas”, dice el actor, bailarín y cantante de 33 años, quien se graduó en la reconocida Universidad de Artes de Berlín y que ya ha participado en obras musicales como “Mamma mia” y “Cambio de hábito”.

Francisco del Solar, entrenando antes de la obra.

Francisco del Solar, entrenando antes de la obra.

“Las cosas no te llegan tan fácil, la competencia es fuerte y sentir que a veces no eres lo que están buscando puede ser un poco frustrante”, cuenta Francisco. En las audiciones de Rocky pasó pruebas de actuación, baile, canto e incluso de boxeo. Él empezó a tomar clases de box, hacía ejercicios y aumentó su masa muscular antes de las audiciones, sin saber si sería seleccionado. “También creo que Rocky se siente como yo. Alguien que está siempre en la búsqueda de sus metas, de éxito, soy un Rocky latinoamericano”, dice Del Solar, porque al ser elegido siente que están reconociendo su talento.

La historia de amor, perseverancia y lucha del personaje Rocky Balboa que inspira a Del Solar es retratada en un magnífico escenario interactivo que se mueve constantemente, sorprendiendo al público con lluvia y nieve en el escenario. Todo esto acompañado de los infaltables clásicos musicales “Eye of the tiger” y “Gonna fly now” como en la cinta de 1976. Además, a eso se suma el ring de box que sale del escenario para ubicarse en las primeras seis filas del lugar.

Un trabajo sacrificado

No todo es color de rosa. El trabajo del actor peruano demanda un sacrifico particular. La mayoría de los actores como él no pueden atarse físicamente a un lugar determinado. Hoy trabajan en una ciudad y mañana en otra. Él todavía se tiene que acostumbrar a la vida de artista nómade. “Estar tan lejos de mi cultura, perder el sentido del humor, ser espontáneo, ese tipo de cosas también son un sacrificio”, cuenta Del Solar. Para complementar su arte y entenderse a sí mismo acaba de empezar la carrera de Filosofía en la Universidad de Hamburgo. “La filosofía me ayuda a ser más crítico, a preguntarme el porqué de las cosas y creo que el arte tiene que tener una relevancia social y tiene que decir algo sobre la sociedad”, cuenta el actor.

En el musical de Rocky, Francisco no solo fortalece músculos, también se nutre profesionalmente por la exigencia de los directores. El peruano disfruta de cada aplauso al final de la función. Una señal que está por buen camino y que el público sabe demostrar enviándole incluso presentes, como la pintura en blanco y negro de su rostro que adorna la mesa de su camerino.

DW recomienda