Un muerto tras protestas en Bahréin | El Mundo | DW | 21.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Un muerto tras protestas en Bahréin

Un hombre fue encontrado muerto en Manama tras los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes opositores al régimen de Bahréin, que reclaman reformas en el país y la cancelación del Gran Premio de Fórmula 1.

Serios disturbios en Bahréin.

Serios disturbios en Bahréin.

Tras las manifestaciones antigubernamentales en Bahréin, un hombre fue encontrado sin vida en el tejado de un edificio de Shakura, un barrio del norte de la capital, y fue identificado por los residentes como Salah al-Qattan. Sus parientes aseguraron que el fallecido fue abatido por las fuerzas de seguridad. La policía está investigando la muerte.

Miles de personas salieron el viernes por la noche a las calles de Manama. Las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno y granadas de fogueo contra los manifestantes.

Críticas opositoras

Los responsables de la Fórmula 1 y los pilotos declinaron hasta ahora en el circuito de Sakhir hacer declaraciones claras sobre el conflicto. "Espero que estos pilotos que no quieren hablar de lo que pasa cambien su opinión algún día. Si no, sus hijos quizá les preguntarán por qué corrieron en un país en el que los dirigentes encarcelan y torturan a tanta gente", dijo Zainab Al-Khawaja, hija de un líder opositor en prisión, al diario británico "The Independent" de este domingo.

Su padre, el activista de derechos humanos danés-bahreiní Abdulhadi Al-Khawaja, está en huelga de hambre desde el 8 de febrero. Fue encarcelado tras los sangrientos disturbios del año pasado en Bahréin y condenado a cadena perpetua por un tribunal especial.

Silencio en la Fórmula 1

"No estamos aquí para meternos en política", dijo el jefe de la competición, Bernie Ecclestone. "Nuestro trabajo es el deporte, nada más", agregó por su parte el campeón mundial, el alemán Sebastian Vettel, que además calificó las informaciones sobre la situación en Bahréin como "una exageración".

También evitaron las preguntas sobre la situación los cuatro grandes equipos de la Fórmula 1: Red Bull, McLaren, Mercedes y Ferrari. "Al final nosotros somos un equipo de carreras. Estamos aquí para correr carreras de coches, esa es nuestra gran prioridad", dijo el jefe de McLaren, Martin Whitmarsh.

"La Fórmula 1 es un deporte. Es un error utilizarlo políticamente", añadió por su parte el responsable de Red Bull, Christian Horner. Su colega en Ferrari, Stefano Domenicali, eligió la vía diplomática al expresar su esperanza en que "el diálogo iniciado por todas las partes dé lo antes posible el mejor resultado para todos". (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad