Un gran día para EEUU y el resto del mundo | La prensa opina | DW | 09.11.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

La prensa opina

Un gran día para EEUU y el resto del mundo

La arrolladora victoria de los demócratas en los comicios legislativos de EEUU despierta el júbilo de los comentaristas europeos que, sin embargo, no auguran cambios profundos en el cercano plazo.

El ex presidente Bill Clinton, y su esposa, la senadora, Hillary Rodham Clinton se alegran. ¿Qué traerá el futuro?

El ex presidente Bill Clinton, y su esposa, la senadora, Hillary Rodham Clinton se alegran. ¿Qué traerá el futuro?

Financial Times, de Londres: "Fue en resumen un resultado satisfactorio. Los estadounidenses finalmente comienzan a responsabilizar a los republicanos y al Gobierno de George W. Bush por su incompetencia y la violación del derecho así como por el modo que han manchado la reputación de Estados Unidos en el Cercano Oriente. También la dimisión de Donald Rumsfeld, el hombre que carga la mayor responsabilidad por el fiasco en Irak, es una señal de que el Gobierno ha comprendido que también tiene responsabilidades."

Demócratas sin alternativa

Neue Zürcher Zeitung, de Ginebra: "Resulta evidente que los demócratas -al contrario de lo sucedido con los republicanos en 1994- no cuentan con alternativas concretas a la política presentada por los otros partidos. Su estrategia fue la de una elección de protesta, una estrategia exitosa pero con la consecuencia de que su mandato político resulta débil. Los demócratas no podrán emprender nuevos rumbos políticos por la cercanía de las elecciones presidenciales del 2008. Intentarán por lo mismo seguir criticando los errores de los republicanos para volver a beneficiarse en el siguiente ciclo electoral."

Mayor pragmatismo

Berliner Zeitung, de Berlín: "Sería una ilusión creer que ahora se registrará un cambio de rumbo abrupto en Irak o el Cercano Oriente o en la política ambiental de Washington. Al presidente le han quitado su base ideológica, pero sigue siendo George W. Bush quien define los rumbos de la política estadounidense con todo el poder que le confiere su puesto. También la comunidad internacional tiene interés en que Estados Unidos cuente con un Gobierno con capacidad de maniobra. Sería un adelanto enorme que la potencia mundial aplicara políticas racionales para enfrentar las crisis existentes y que se acercara de forma abierta a la problemática del clima. Esperemos que la política estadounidense de los próximos dos años sea más pragmática. Esto sólo puede beneficiar a Estados Unidos y al resto del mundo después de la dominancia por parte de ideólogos arrogantes y agresivos."

EEUU seguirá siendo conservador

Der Standard, de Viena: "Los demócratas tienen poco campo de maniobra pues todas las leyes por ellos promulgadas pueden ser obstaculizadas por el veto del presidente. A eso se suma que no existe consenso al interior del partido sobre los grandes temas políticos y que los nuevos diputados son del ala derecha del partido. A diferencia de 1994 no existe un "compromiso democrático con Estados Unidos" que pueda ser cumplido por Nancy Pelosi quien presidirá la Cámara de Representantes. Aún cuando Estados Unidos se ha centrado un poco políticamente, sigue siendo una nación profundamente conservadora. Y en la desesperada búsqueda de una salida de la situación en Irak, Bush intentará ahora responsabilizar a los demócratas. Todo esto hace pensar en un empate político en Washington por lo menos hasta las próximas elecciones presidenciales. Está por verse si el (o ella) proviene del sector demócrata. Las oportunidades se han incrementado ligeramente por el triunfal resultado."