Un duro golpe | La prensa opina | DW | 14.11.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Un duro golpe

La prensa europea comenta la súbita dimisión del ministro de Trabajo y vicecanciller alemán, Franz Müntefering.

default

Franz Müntefering (der.) y Kurt Beck (ambos SPD): ¿el comienzo del fin de la coalición?

Los enfoques de la izquierda

Der Standard, viena: “La súbita dimisión del canciller Franz Müntefering es un duro golpe. Ello no sólo deja al Partido Sociademócrata Alemán (SPD) en una difícil situación, sino también a la coalición en general. Pues el momento de la renuncia es para el partido sumamente desfavorable: luego del congreso del SPD a fines de octubre en Hamburgo, la disputa interna entre el jefe socialdemócrata, Kurt Beck, y Müntefering parecía haber sido superada, por lo menos superficialmente. No obstante, en el congreso había quedado claro que, si bien Kurt Beck es el jefe, los vítores se los lleva Müntefering. Ahora Beck tiene un competidor menos, pero el SPD no cierra de ninguna manera filas detrás de él. Sobre Beck se ejercerá ahora más presión para que defienda los enfoques de la izquierda del partido. Es decir, para que, entre otras cosas, dé marcha atrás en las reformas del sistema social iniciadas por el canciller Gerhard Schröder, a lo cual se había opuesto decididamente Müntefering.

Crisis de gobierno

Tages-Anzeiger, Zúrich: “La dimisión de Müntefering es una señal: el vicecanciller no estaba dispuesto a apoyar una política de Gobierno en la que los intereses partidarios primen sobre los intereses generales del bienestar público. Aún cuando Müntefering asegure que dimite para estar al lado de su esposa enferma, desata una crisis en el Gobierno de Merkel. La dimisión de Müntefering marca el punto de inflexión en el Gobierno de Merkel. Müntefering intentó durante dos años impulsar cambios en el país junto con la Canciller, dando pequeños pasos, cometiendo errores, pero siempre con objetividad. Ahora, uno de los mejores políticos alemanes se retira del Gobierno. Es de temer que luego de él, las actividades del Gobierno se caractericen por riñas internas y una política clientelista.”

Surgimiento de un rival interno

Corriere della Sera, Milán: “La Canciller se ve confrontada con un socio de coalición cada vez más inflexible. Pero tampoco para Kurt Beck (el jefe de los socialdemócratas), todo es color de rosa. Con Müntefering fuera, su posición en el SPD se ha consolidado. Pero con su giro hacia la izquierda es de temer que pierda apoyo en el medio, sobre todo si ello es visto como razón de una crisis política en la coalición de Gobierno. Y el ascenso de Frank-Walter-Steinmeier (actual ministro de RR. EE. y vicecanciller designado, n. de la R.) supone el surgimiento de un rival interno con miras a quién será el candidato socialdemócrata a canciller en las próximas elecciones alemanas, en el 2009.”

La coalición de Gobierno se ha quebrado de facto

SÜDDEUTSCHE ZEITUNG, Múnich: “La Gran Coalición (democristianos, socialcristianos y socialdemócratas) en el Gobierno se ha quebrado de facto. El primer paso de la campaña electoral con vistas a 2009 no ha sido dado por Franz Müntefering, sino por Angela Merkel. La canciller rechazó tan tajantemente una propuesta políticamente importante para Müntefering —la fijación de sueldos mínimos para carteros y empleados de empresas de correo— que éste se sintió engañado y traicionado. En un tema de principios para Müntefering, la Canciller trató al Vicecanciller como si éste fuera un ministrito sin importancia. Eso fue una provocación premeditada. La actual coalición de Gobierno se basaba en la confianza existente entre Müntefering y Merkel. Esa base ya no existe.”

DW recomienda