Un belga y una británica serán los nuevos líderes de la Unión Europea. | Europa | DW | 19.11.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Un belga y una británica serán los nuevos líderes de la Unión Europea.

El primer ministro belga, Herman van Rompuy será el primer presidente europeo, mientras que la actual comisaria de Comercio, la británica Margaret Ashton, fue electa ministra del Exterior de la Unión Europea.

Herman van Rompuy y Catherine Ashton.

Herman van Rompuy y Catherine Ashton.

Después de semanas de estira y afloja, la presidencia de turno de la UE, que ostenta Suecia, sugirió durante una cumbre extraordinaria en Bruselas a ambos candidatos. La noticia fue confirmada después de que los grandes países comunitarios, Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia encontraran un consenso en torno a van Rompuy y Ashton. Ambos políticos ocuparán los nuevos cargos creados por el Tratado de Lisboa que entra en vigor el 1° de diciembre, que están limitados a dos años y medio.

Van Rompuy, político flamenco y cristianodemócrata de 62 años, gobierna su país desde hace un año, pero su intermediación entre flamencos y francófonos, cuyas diferencias estuvieron a punto de provocar una división del país, le ha ganado una gran reputación como hábil negociador. Los países comunitarios con gobiernos socialdemócratas habían encontrado un consenso antes de la cumbre en Bruselas, en torno a la británica Margaret Ashton, baronesa de Upholland, para ocupar el cargo de ministra del Exterior. La baronesa británica ocupa el cargo de comisaria de Comercio, aunque no tiene experiencia en el ámbito diplomático. Ashton, de 53 años asumirá también la vicepresidencia de la Comisión Europea.

Catherine Ashton EU Handelskommissarin

La baronesa británica, Margaret Ashton.

Londres dio su brazo a torcer

Londres se vio obligado a abandonar su apoyo al ex primer ministro británico, Tony Blair. Tras una larga pugna política en solitario, el primer ministro laborista, Gordon Brown, retiró oficialmente la candidatura de su predecesor. Los mismos socialistas y socialdemócratas del Parlamento Europeo, la segunda fuerza tras los conservadores, dieron la espalda a Blair por su excesivo apoyo a Washington durante la guerra de Irak. Los socialistas no consideraban a Blair como un miembro de sus filas.

Otro posible candidato para el puesto de presidente era el primer ministro luxemburgués, Jean Claude Juncker, cuya candidatura no progresó al no recibir el apoyo del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó antes del encuentro su interés en alcanzar un amplio consenso entre los miembros del bloque. “Debemos trabajar juntos y por eso tenemos que buscar conjuntamente candidatos que sean respaldados por muchos”. No se trataba de encontrar al mejor candidato, sino al que tuviera más apoyos.

Aunque Merkel no se pronunció abiertamente por ningún candidato, tras bambalinas quedó claro el apoyo de Merkel y Sarkozy a van Rompuy para asumir la presidencia del Consejo. Van Rompuy, autor de libros filosóficos e interesado en temas religiosos, también es aficionado a la poesía. En su página Internet publica regularmente “el poema de la semana”, y enlista los libros que ha leído y aquellos cuya lectura es obligada.

Herman Van Rompuy

Herman van Rompuy, reservado y discreto.

Desconocido en las capitales europeas

El político de tono reservado y un desconocido en las capitales europeas, se convirtió en blanco del ácido humor británico, al preguntar la emisora británica BBC quién es y sobre todo cómo se pronuncia su nombre. El político belga fue retratado en un video como el hombre de sombrero cuyo rostro tapa una manzana, un cuadro surrealista del belga René Magritte.

Por su parte, la nueva mujer al frente de la política exterior de la UE, la economista británica Catherine Ashton, tiene una meteórica carrera. Sucedió a Peter Mandelson al frente del área de Comercio de la Comisión Europea en 2008 cuando el político británico se convirtió en ministro de Economía del gobierno de Gordon Brown. Hasta entonces Ashton había sido la representante del gobierno británico ante la Cámara Alta del país, lo que la implicó en el proceso de adopción del Tratado de Lisboa por parte de la segunda cámara del Parlamento.

Así los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE lograron la cuadratura del círculo, al elegir a un hombre y a una mujer, respetando escrupulosamente la necesaria paridad de sexos. Entre bastidores hubo un acuerdo informal según el cual los líderes socialistas habrían nominado a la futura ministra del Exterior mientras que los conservadores encontraron un consenso para elegir a primer presidente permanente de la UE. Ambos serán los nuevos rostros hacia el mundo exterior de la política europea comunitaria.

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda