Un atentado en Al Raqa y otro en el Sinaí recuerdan que Estado Islámico sigue activo | El Mundo | DW | 09.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Un atentado en Al Raqa y otro en el Sinaí recuerdan que Estado Islámico sigue activo

Al menos 13 personas fallecieron en la ciudad siria que fue bastión del grupo islamista radical y otras 7 en la península egipcia azotada por el terrorismo yihadista.

Terroristen des sog. islamischen Staates IS Daesh (picture-alliance/Dabiq)

Milicianos terroristas de Estado Islámico en Al Raqa en 2015.

La explosión de dos coches bomba en la ciudad de Al Raqa, que fue el principal feudo del grupo yihadista Estado Islámico en Siria, mató a al menos 13 personas, cuatro milicianos y nueve civiles, entre ellos mujeres y niños. El objetivo del atentado eran milicianos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias que lucha contra los extremistas, que se encontraban en un puesto de control en la calle Basil, al oeste de la ciudad.

En lucha contra el Estado Islámico, las FDS consiguieron el 23 de marzo terminar con el último bastión del "califato" del grupo extremista, en Baghuz, en el este de Siria. Aunque nadie ha reivindicado el atentado todavía, todo apunta a reductos de ese movimiento yihadista.

Atentado en el Sinaí

En otro atentado suicida contra una patrulla policial, cuatro policías y tres civiles murieron en Sheij Zueid, en la zona norte de la península del Sinaí, región de Egipto donde también está implantado Estado Islámico. Otras 26 personas resultaron heridas. "Un kamikaze de unos 15 años se hizo estallar cerca de las fuerzas de seguridad, provocando la muerte de dos oficiales, dos policías y tres ciudadanos, uno de ellos un niño de seis años", declaró el Ministerio del Interior en un comunicado.

En este caso, el atentado sí ha sido reivindicado por Estado Islámico a través de la cuenta en Telegram de la agencia de noticias Amaq, portavoz habitual de la organización, asegurando que son 15 los miembros de la policía egipcia los que murieron o resultaron heridos.

Egipto, confrontado a una multiplicación de ataques de grupos extremistas, lanzó el año pasado la campaña "Sinaí 2018" para expulsar al EI de la península y "limpiar" al país del "terrorismo". Desde que el ejército derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi, cientos de soldados y policías han muerto en ataques de grupos extremistas. Los civiles también suelen ser blanco de atentados, sobre todo los cristianos coptos ortodoxos.

lgc (apf/efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda