Un anciano es desalojado de su departamento por fumar demasiado | Sociedad | DW | 24.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Un anciano es desalojado de su departamento por fumar demasiado

Tras vivir 40 años como arrendatario en un departamento, el inquilino Friedhelm Adolfs, de 75 años de edad, recibió una orden de desalojo debido a su tabaquismo. El caso fue tratado este miércoles en un tribunal.

La arrendadora argumenta que el humo del cigarrillo molesta a los vecinos en exceso. Además, asegura haber solicitado sin éxito al inquilino cambiar sus hábitos.

El afectado, en cambio, sospecha que la decisión fue tomada para arrendar el departamento a otras personas y así poder elevar el costo del alquiler. Por esa razón, el pasado 4 de julio relató su caso a los medios de comunicación y buscó asistencia legal.

El inquilino comenta: "Sólo tengo un vecino, los demás apartamentos son oficinas. Además fumo no más de una cajetilla de tabaco al día. Voy a luchar por mis derechos en el juicio".

El Tribunal del Distrito en Düsseldorf trató el caso este miércoles y anunció que entregará su veredicto la próxima semana.

¿Que se espera del juicio?

Las probabilidades de que Friedhelm sea desalojado legalmente del departamento son altas.

Desde hace 2 meses el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia tiene una de las leyes antitabaco más severas después de Baviera. El primero de mayo, la Ministra renana de Salud, Barbara Steffens, instauró la “ley para la protección de los no fumadores”. La legislación advierte sobre los peligros del tabaquismo pasivo y protege a los no fumadores aun en sus propios hogares.

Movimiento anti-tabaco

Alemania era antiguamente un paraíso para fumadores y compañías tabaqueras a las que se les permitía anunciar sus productos en las calles. En la actualidad el panorama ha cambiado: la legislación prohíbe fumar en espacios públicos como escuelas, hospitales, aeropuertos y jardines infantiles, al igual que en bares y restaurantes.

“Hoy se reconocen más los peligros del tabaquismo pasivo”, comenta el juez Dr. Tobias Rundel en entrevista con el tabloide alemán Bild. “El propio Friedhelm Adolfs admite que sus hábitos de fumar no han cambiado a pesar de las advertencias. No es de esperar un cambio de comportamiento en el futuro. Él no puede reclamar un arriendo a largo plazo con base en el derecho común, ya que socava los intereses de salud de sus vecinos”, dijo el juez de la ciudad de Düsseldorf.

La pregunta es, ¿se puede prohibir a alguien fumar también en su casa?

Autora: Mónica Vásquez
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda