UE y Nicaragua: la “lista negra” no llegó por sorpresa | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 19.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

UE y Nicaragua: la “lista negra” no llegó por sorpresa

Los ministros de Economía de la UE no tendrían objeciones a la “lista negra” de países sospechosos de blanqueo de dinero. Nicaragua, uno de ellos. ¿Qué repercusión tendrá esto?

Mucho indica que Nicaragua entrará efectivamente el 1 de octubre a la "lista negra” de países terceros que significan un riesgo debido a  que no luchan contra el blanqueo de capitales o financian el terrorismo. La propuesta de la Comisión Europea fue expuesta hoy a los ministros de Economía del bloque europeo y, así el comisario Valdis Dombrovskis,  no habría motivo para pensar que se rechazará la propuesta.

Hace un poco más de un año, esta "lista negra” no fue aceptada, aduciendo entre otras cosas falta de transparencia en los criterios. Esta vez, más en consonancia con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FAFT por sus siglas en inglés), el ejecutivo comunitario pone en su lista a doce nuevos países, entre ellos Bahamas, Jamaica, Panamá y Nicaragua.

No fue sorpresivo

"Esto es una resolución que se toma en base a criterios del GAFI, que es una institución seria. Después de un examen de la situación ha establecido que existen en las instituciones bancarias y financieras nicaragüenses una falta de transparencia, falta de capacidad de respuesta a dudas más que razonables. Tras haber sido requeridas las autoridades para que aclararan ciertos aspectos –como también lo fueron otros como Mongolia o Malawi-, y no haber despejado las dudas razonables del GAFI, la Comisión optó por por esta resolución", explica a DW Javier Nart, eurodiputado español, vicepresidente de la Delegación para las relaciones con los países de América Central.

En concreto, los bancos y otras instituciones financieras tendrán que tomar precauciones adicionales al realizar transacciones con esos países terceros.

Daniel Ortega Präsident Nicaragua (picture-alliance/AP Photo/A. Zuniga)

Daniel Ortega, marzo 2019

En un momento en que el país centroamericano está en crisis económica y social, y, como todos, en plena crisis del COVID-19 esta dificultad adicional al momento de gestionar finanzas internacionalmente supondrá un golpe. 

"Esto no se ha decidido de forma sorpresiva”, sigue Nart. "Evidentemente va a tener consecuencias en lo que es la actividad empresarial y financiera nicaragüense, pero esa responsabilidad tienen que asumirla sus propias instituciones y el gobierno de Nicaragua”, subraya.

Sanciones y coherencia

El anuncio de que Nicaragua pasaba a contar como un país tercero de riesgo llegó poco después de que Bruselas anunciara sanciones individualizadas para seis miembros del gobierno Ortega-Murillo. No se habla de suspensión del país del Acuerdo de Libre Comercio con la UE. Tampoco de sanciones para los mandatarios.

Según explican fuentes europeas, imponer sanciones a miembros del gobierno pero no a los mandatarios–como también sucedió con Venezuela- obedece a la voluntad europea de, en la medida de lo posible, no cortar toda posibilidad de diálogo.

Javier Nart | Mitglied des Europäischen Parlaments (Banchón)

Javier Nart, vicepresidente de la Delegación para las Relaciones con los países de América Central en el Parlamento Europeo

"Es evidente que el jefe de policía, el responsable de la cárcel del Chipote, el responsable de las fuerzas de intervención no lo hacen porque un día se despiertan y dicen "voy a reprimir al pueblo de Nicaragua”. Esto es la política de la pareja presidencial, de don Daniel y doña Rosario. Lo coherente sería también que se incluyeran sanciones personales por sus actividades radicalmente contrarias a los principios democráticos”, comenta Nart. De "prudencia excesiva” lo califica.

En cualquier caso, los criterios para poner a un país en la lista negra incluyen, entre otros, la falta de mecanismos de criminalización del blanqueo de dinero y la financiación de terrorismo, la falta de registros, el no reportar transacciones sospechosas.

¿Cómo sale un país de la lista negra? Comprometiéndose a cambiar estos parámetros y a cooperar con las instituciones internacionales. Bruselas, por otro lado, ofrece su asistencia técnica en caso de que hubiese la voluntad de cumplir con los criterios de lucha contra el lavado de dinero.

Como fuere, a pesar de tener esa marca –que en ocasiones anteriores en Panamá se calificó de indignante-, los flujos de cooperación y de ayuda humanitaria no se ven afectados. ¿Es esto coherente? "Sí”, responde Nart. "Un pueblo es mucho más importante que un gobierno, y el beneficiario de la cooperación y la ayuda humanitaria es el pueblo de Nicaragua”, concluye.

 

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |