UE lleva a Rusia a la OMC por controvertida tasa a automóviles | Europa | DW | 09.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE lleva a Rusia a la OMC por controvertida tasa a automóviles

La Unión Europea (UE) ha iniciado su primera acción ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Rusia por la conocida como "tasa de reciclaje", un controvertido impuesto a los vehículos que ha frenado sus exportaciones de automóviles al país, informó hoy el Ejecutivo del bloque.

Se trata del primer caso de la UE contra Moscú ante la OMC, a la que Rusia se unió el año pasado. Rusia tiene ahora diez días para responder a la solicitud de consultas que la UE presentó ante la OMC.

"La tasa es discriminatoria (...) y un obstáculo al comercio", dijo una fuente de la UE hablando en condición de anonimato. "Ha tenido un significativo impacto en las exportaciones europeas a Rusia".

Rusia introdujo la tasa en septiembre, poco después de entrar en la OMC, alegando que se trataba de una medida para ayudar a proteger el medio ambiente. Sin embargo, la UE cree que en realidad protege su producción de automóviles en perjuicio de los fabricantes extranjeros.

La tasa supone el pago desde 420 euros (540 dólares) a 2.700 euros para los vehículos nuevos y desde 2.600 euros hasta 17.200 euros para los usados. Vehículos grandes como camiones de mineros pueden llegar a pagar hasta 147.700 euros, según la UE.

Sin embargo, los vehículos producidos en Rusia están exentos de esa tasa, lo que representa un "claro" incentivo a las automotrices a iniciar negocios en Rusia en lugar de exportarlos desde Europa, alega la UE.

Las exportaciones de vehículos de la UE a Rusia se cifran en unos 10.000 millones de euros anuales, pero cayeron un 7 por ciento debido al nuevo impuesto, según la UE.

Desde su entrada en la OMC el año pasado, Rusia se ha visto enfrentada a crecientes acusaciones de no cumplir las reglas de la organización y de proteccionismo.

dpa

Publicidad