UE-América Latina: condiciones para el comercio sin aranceles | América Latina | DW | 04.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

UE-América Latina: condiciones para el comercio sin aranceles

Tres países latinoamericanos podrían dejar de beneficiarse del arancel cero para sus exportaciones a la UE a partir de enero de 2014. De un voto en la Eurocámara y una hoja de ruta dependa todo, probablemente.

Las exportaciones a la Unión Europea de Bolivia, Ecuador y Paraguay se verían seriamente afectadas si no se beneficiasen, a partir del 1 de enero de 2014, del sistema europeo de arancel cero.

Junto con estos países, Armenia, Pakistán, Georgia, Mongolia y Cabo Verde. También Perú y Costa Rica están en la lista de países que exportarían con condiciones preferentes, a partir del 2014 y por un espacio de diez años, a los países de la UE. El asunto será votado esta semana por la comisión de comercio internacional del Parlamento Europeo. Pero su aprobación no es segura.

Uno de los diez casos

Para Ecuador, que destina al mercado comunitario europeo el 29% de sus ventas no petroleras, que no se apruebe la lista sería un golpe. Las flores, el atún y el camarón ecuatorianos encabezan la lista de productos que se benefician del régimen arancelario europeo.

Su industria atunera constituye el 10% del total de sus exportaciones, genera 30 mil puestos de trabajo directos y de ella dependen unas 200.000 personas en un país de 14,3 millones de habitantes. Cabe resaltar que en este momento el 48% de la producción atunera del país se destina a Europa.

Symbolbild Paranüsse

"Nueces de Brasil", uno de los productos de exportación bolivianos

Y aunque Ecuador cuenta, desde el 2010, como un país de renta media -lo cual lo sacaría del sistema de preferencias como ha sucedido con Venezuela, Argentina, Brasil y Uruguay-, la vulnerabilidad de su economía, lo pone en la lista de exportadores con trato preferente.

Desde 1991, los productos ecuatorianos acceden al según el esquema SGP (sistema generalizado de preferencias) y desde el 2005, según el esquema SGP+.

Evolución del esquema arancelario

El SGP fue instrumentalizado en la década de los noventa para favorecer las economías vulnerables de países en desarrollo (de baja renta) que destinaban parte de sus ingresos a la lucha antidrogas y a la consolidación democrática.

En su versión más moderna y más compleja (SGP+) que existe desde el 2005, el sistema de ventajas arancelas está enfocado también a fomentar la adopción de acuerdos internacionales de Naciones Unidas y las convenciones de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) en cuanto a derechos humanos, laborales o de medio ambiente.

En busca de la implementación

Según la Comisión Europea, los países que se encuentran en la lista han cumplido con los requisitos para acceder a este trato preferente. No obstante, el Parlamento Europeo no las tiene todas consigo.

“No se trata sólo de que hayan ratificado las convenciones de la OIT. Nos importa que su implementación sea observada por la Comisión. Y, para lograrlo, desearíamos que al aprobar a los países del SGP+, una hoja de ruta estuviese también sobre la mesa”, explica a DW el eurodiputado alemán Bernd Lange.

En el informe sujeto a votación, eurodiputados de todas las fracciones parlamentarias abogan por un trato individual de los países. Y también por un control individual.

En la mira están el trabajo infantil y el respeto a los derechos sindicales en Pakistán, Armenia y Bolivia. Dado que la lista se aprueba o se rechaza –pero no se modifica- el legislativo europeo votaría en contra.

¿Hacia el tratado de libre comercio?

En el aire está si una reprobación de las preferencias arancelarias igualaría a un medio de presión para que estos países, en parte renuentes, firmen acuerdos de libre comercio con la UE.

Fischerboote im Fischerhafen von Puerto Ayora

Unas 200.000 personas en Ecuador dependen de la industria pesquera

“Yo no lo llamaría presión, es más bien un incentivo”, responde a DW Dominic Boucsein, referente para América Latina de Eurochambres, la asociación de cámaras de comercio europeas.

“EL SGP vale sólo para productos. Y teniendo en cuenta las barreras que existen en muchos otros aspectos, los beneficios que esos países podrían obtener para su desarrollo y su avance económico de un tratado de libre comercio con la UE son considerables”, agrega. Y alude al tratado con Perú y Colombia, al cual podría sumarse Ecuador. O a las negociaciones con el Mercosur, en el cual está incluido Paraguay.

Por otro lado, el especialista de Eurochambres ve con buenos ojos que, en un diálogo conjunto, se acompañe desde Europa la, a veces compleja, implementación de las convenciones que son requisito para obtener el trato arancelario preferencial.

En todo caso, con vistas al 1 de enero de 2014 y a la próxima aprobación de la lista de los que gozarán de preferencias arancelarias, países como Ecuador y Bolivia se preocupan. Perú y Costa Rica, pues tienen aseguradas sus condiciones con acuerdos de libre comercio con la UE.

DW recomienda