UE adopta medidas para proteger a sus empresas en Irán ante sanciones de EE. UU. | Europa al día | DW | 07.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

UE adopta medidas para proteger a sus empresas en Irán ante sanciones de EE. UU.

Brüssel Treffen Mogherini Javad Zarif (picture-alliance/Photoshot/European Union)

Ministro de Exteriores iraní Javad Zarif y la alta representante de la UE para Política Exterior Federica Mogherini.

La Unión Europea hace efectiva este martes (07.08.2018) una serie de medidas para limitar el impacto de las sanciones de Estados Unidos a Irán en las empresas europeas abriéndoles la puerta a reclamar compensaciones por daños y perjuicios y proteger a los europeos que hagan negocios con la República Islámica.

Ante la preocupación de las empresas europeas con negocios en el país persa, Bruselas ha actualizado su legislación para tranquilizar a los inversores y asegurar que recuperan el daño que puedan causar esas sanciones extraterritoriales, que considera "ilegítimas", informaron fuentes europeas. "Si las sanciones de Estados Unidos tienen como objetivo regular la conducta de las empresas de la Unión Europea aunque esta no tenga relación con la legislación estadounidense, son ilegítimas e ilegales", consideraron las fuentes.

Según la UE, las empresas tendrán que respetar las sanciones, pero este mecanismo permitirá "mitigar su impacto". Jurídicamente, las medidas suponen una actualización de una legislación ya vigente desde 1996, conocida como "estatuto de bloqueo", en respuesta a posibles sanciones extraterritoriales a Cuba, Irán y Libia.

Bruselas anunció ya en mayo que actualizaría este estatuto, cuando Estados Unidos decidió retirarse unilateralmente del pacto nuclear con Irán auspiciado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Su implementación se actualiza este martes a raíz del anuncio de la reanudación de las sanciones por parte de Washington, con las que busca aislar económicamente al Ejecutivo iraní, forzando a compañías extranjeras a que reduzcan o cierren sus negocios en el país persa.

Bruselas espera dar una protección jurídica a sus empresas, "sobre todo a aquellas que no tienen presencia física en Estados Unidos", con una "protección legal" que minimice el riesgo anulando el conjunto de decisiones que emanen de estas sanciones y afecten a las empresas europeas. Además, anulará en territorio comunitario los fallos en tribunales extranjeros basados en dichas sanciones y prohibirá específicamente a ciudadanos europeos su cumplimiento.

De este modo, según la legislación comunitaria, las empresas europeas pueden denunciar no solo a EE. UU. por los perjuicios que puedan causarles esas sanciones, sino también a firmas americanas o europeas que decidan romper unilateralmente un contrato como consecuencia de las imposiciones de Washington.

En caso de querer abandonar sus actividades en Irán como consecuencia de las sanciones, las empresas europeas tendrán que pedir una autorización expresa a la Comisión Europea, que podrá hacer excepciones solo en el caso de que las compañías consigan probar que las medidas de Washington entorpecen su actividad.

Además, la UE reitera la necesidad de "mantener un diálogo estructurado" para garantizar la implementación del pacto nuclear, que según la ONU Irán está respetando, y asegurar la normalización de las relaciones económicas y comerciales con Irán, ante todo en sectores clave como banca y finanzas, petróleo o transportes.

Pana (efe)

 

Publicidad