Turquía: usuarios de Twitter evaden prohibición de Erdogan | El Mundo | DW | 22.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: usuarios de Twitter evaden prohibición de Erdogan

Por medio de diversas argucias, los tuiteros incluso incrementaron su participación en la red. Polémica por denuncias de corrupción llega hasta Youtube.

Nos es fácil enfrentarse a la fuerza arrolladora de Internet y las redes sociales. Una prueba la han dado los usuarios en Turquía este sábado (22.03.2014), quienes han usado sencillos trucos para evitar la prohibición impuesta por el gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan y no solo han seguido participando en la red de los 140 caracteres, sino que han incrementado la cantidad de tuits, según la agencia de supervisión de redes sociales Somera.

De acuerdo con Somera, 36 horas después de la prohibición, el número de tuits se incrementó en un 33 por ciento, alcanzando los 17.000 mensajes por minuto en Turquía, cuyo gobierno, que se enfrenta a un escándalo de corrupción, considera que la red se ha utilizado para perjudicar al régimen por medio de la difusión de grabaciones que afectarían el Poder Ejecutivo.

“Se ha usado como un medio para llevar a cabo una constante difamación, haciendo circular grabaciones obtenidas ilegalmente”, dice un comunicado de la oficinal del primer ministro. Este mismo había dicho el viernes 21 de marzo que “arrancaremos de raíz a Twitter y ese tipo de cosas. Y no me interesa lo que tenga que decir la comunidad internacionla al respecto”.

¿Viene Youtube ahora?

Los usuarios de Twitter pueden evadir el bloqueo a la red social que impuso Erdogan cambiando su identidad y origen en su red de acceso telefónico. Tales programas están disponibles gratuitamente en Internet. En Estambul, también a través de graffitis en lugares públicos y en algunas emisoras de radio, se describió la manera de poder seguir accediendo a esta plataforma.

Sin embargo, la mañana de este sábado mucha gente informó que los computadores que habían sido programados con los números DNS que circulaban para ayudar a la gente a saltarse la prohibición, eran ahora incapaces de acceder a internet. “Aparentemente los servidores DNS alternos también han sido bloqueados en Turquía. Están circulando nuevos”, escribió un usuario en Twitter.

Quienes desconocieran estas argucias para esquivar el cerco informativo se encontraban con una página web que mostraba resoluciones judiciales que justificaban el cierre diciendo que la web había sido bloqueada como “medida de protección”. En las últimas semanas se han hecho públicas a través de Twitter grabaciones de audio de lo que se afirmaba que eran conversaciones telefónicas entre miembros destacados del gobierno y empresarios que revelaban una supuesta trama de corrupción.

Youtube podría correr la misma suerte si se sigue negando a borrar el material que el gobierno no quiere que se divulgue. Google, dueña de Youtube, cree que el pedido de eliminar los archivos no es legal, según informa el periódico Wall Street Journal.

DZC (Reuters, dpa)

Publicidad