Turquía: protestas por arresto de alcaldes | El Mundo | DW | 26.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: protestas por arresto de alcaldes

Por lo menos veinticinco personas fueron arrestadas en Diyarbakir, capital extraoficial de las regiones kurdas de Turquía, por protestar contra la detención de la alcaldesa Gültan Kisanak y del vicealcalde Firat Anli.

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), formación de izquierda prokurda y tercera fuerza política en el Parlamento turco, llamó a sus seguidores a manifestar este miércoles (26.10.2016) frente al ayuntamiento de Diyarbakir –capital extraoficial de las regiones kurdas de Turquía– contra el arresto de la alcaldesa de esa ciudad, Gültan Kisanak, y del vicealcalde Firat Anli, ocurrido un día antes. Alrededor de doscientas personas respondieron a la convocatoria y unas veinticinco fueron detenidas por las fuerzas de seguridad locales.

Kinasak pertenece al Partido Democrático de las Regiones (DBP), cercano al HDP y acusado de tener vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Entre los arrestados hay antiguos parlamentarios del HDP, informó Sirri Sureyya Onder, un diputado de esa formación política. Kisanak, exdiputada y figura clave del HDP, y Anli han sido acusados por la Fiscalía de articular discursos en apoyo de la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), permitir a esta organización usar recursos del municipio y participar en reuniones y manifestaciones ilegales. Esta detención ha generado un fuerte rechazo internacional. En la Unión Europea se habla de "informes muy procupantes”.

Además, el servicio de Internet dejó de funcionar en once provincias del sureste de Turquía, habitado mayoritariamente por población kurda, en coincidencia con las protestas por el arresto de Kisanak y Anli. Todavía no se han dado explicaciones oficiales sobre el bloqueo de la red, pero el diario Hürriyet recuerda que un incidente similar se vivió el pasado 11 de septiembre, día en el que el Ministerio de Interior destituyó a 28 alcaldes, 24 de ellos miembros del HDP, y puso a gestores al frente de sus municipios.

Las movilizaciones de este 26 de octubre ha tenido muchos menos seguimiento que otras en el pasado. Eso puede deberse al estado de emergencia vigente, decretado en Turquía desde el fallido golpe de estado del pasado julio. Esa circunstancia excepcional le permite a las autoridades ordenar arrestos de hasta catorce días por actos inocuos como el de acudir a una manifestación. Por su parte, la estrategia del PKK de llevar su lucha a las calles de varias ciudades kurdas ha llevado a parte de la población a distanciarse de la guerrilla.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda

Publicidad