Turquía intensifica campaña en Siria contra la milicia kurda | El Mundo | DW | 28.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía intensifica campaña en Siria contra la milicia kurda

Un total de 42 civiles y 144 combatientes kurdos, sirios y turcos han muerto en el enclave kurdo de Afrín, en el extremo noroeste de Siria, desde el comienzo de la operación militar turca "Rama de olivo" contra las YPG.

Türkische Armee nimmt Berg Baraja in Syrien ein (picture alliance/AA/E. Sansar)

Un soldado turco sostiene una bandera turca en la montaña Burseya luego de que aviones militares turcos golpearan objetivos de las YPG y aseguraran la montaña dentro de la operación "Rama de olivo" lanzada en Afrín, Siria.

Las Fuerzas Áereas turcas volvieron a bombardear en la noche del sábado al domingo posiciones de las milicias kurdas en Siria, por lo que ya cumplen una semana de ataques a escondites y depósitos de las Unidades de Protección Popular (YPG), informó hoy (28.01.2018) el Ejército de Ankara. 

Según la emisora estatal TRT, los cazas turcos bombardearon posiciones de las YPG en la montaña de Bursaya, cerca de la frontera turca. También se empleó fuego de artillería.

Ataques aéreos y de artillería

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos detalló que 42 civiles perecieron, entre ellos doce menores y siete mujeres, en los ataques aéreos y de artillería lanzados por Turquía en varias localidades de la región de Afrín, desde el pasado 20 de enero, por Turquía.

Además, perecieron 66 combatientes de las YPG, que Turquía tilda de terrorista, así como 69 rebeldes sirios, aliados de las fuerzas turcas, y nueve soldados del Ejército turco. La ONG precisó que el número de las víctimas mortales podría aumentar por el estado grave de muchos heridos.

Las YPG

Las YPG son aliadas de Estados Unidos en la lucha contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Sin embargo, para Turquía, miembro de la OTAN, las YPG son una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por lo tanto las considera también una organización terrorista.

Turquía comenzó el 20 de enero con bombardeos aéreos y siguió avanzando con tropas terrestres en el noroeste de Siria un día después con el apoyo del Ejército Libre de Siria (ELS). El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, aseguró el pasado viernes que su Ejército expulsará al YPG de la zona limítrofe para empujarlo hasta la frontera con Irak, al este de Siria.

FEW (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad