Turquía instalará sistema de misiles ruso en octubre de 2019 | El Mundo | DW | 25.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía instalará sistema de misiles ruso en octubre de 2019

El Gobierno de Erdogan confirmó que la compra de los S-400 se realizará, pese a la presión ejercida por la OTAN, cuyo sistema de defensa no es compatible con el ruso.

El Gobierno de Turquía confirmó este jueves (25.10.2018) que comenzará a instalar el sistema de misiles ruso tierra-aire S-400 a partir de octubre de 2019, una decisión que ha causado controversia dentro de la OTAN, organización militar de la que Ankara forma parte, pues se trata de armas que no son compatibles con las defensas de la alianza.

El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, entregó la información a la agencia de noticias oficial Anadolu. "Los trabajos de instalación comenzarán en octubre de 2019. Ahora estamos seleccionando al personal. Los que sean elegidos serán enviados a Rusia para recibir el entrenamiento necesario a partir de comienzos del próximo año”, detalló la autoridad.

Estados Unidos y la OTAN han manifestado su descontento con la adquisición de armas rusas realizada por Turquía, justo en medio de tensiones generadas por la presencia de fuerzas rusas en Siria, así como el incremento de la actividad militar de las fuerzas armadas de ese país en las cercanías de los países bálticos. "Ha habido algunos problemas, pero las condiciones políticas y militares actuales no nos preocupan”, agregó Akar.

Aliados incapaces

Ya Washington advirtió a Ankara que la compra de ese sofisticado sistema de misiles conllevaría la imposición de sanciones y otras medidas, sin que eso provoque un desvío en el curso adoptado por Turquía. En agosto, el presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que su país necesita los S-400 para su defensa y que esperaba recibir las armas tan pronto como sea posible.

Para el Gobierno turco, los aliados occidentales han sido incapaces de generar la cooperación necesaria para que Turquía pueda mejorar sus defensas, lo que los ha forzado a buscar acuerdos de seguridad con otros países. Pese a ello, Erdogan también ha señalado que sus relaciones con la OTAN son fuertes. Akar puso como ejemplo la compra de aviones de combate F-35 a Estados Unidos, aunque dicho negocio podría verse afectado por la adquisición de los S-400.

DZC (Reuters, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad