Turquía critica ″campos de concentración″ de musulmanes en China | El Mundo | DW | 10.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía critica "campos de concentración" de musulmanes en China

El tratamiento que reciben los uighures en China es "una enorme fuente de vergüenza para la Humanidad", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores turco.

Ver el video 12:04
Now live
12:04 minutos

El reportero - Encerrados y vejados: Musulmanes en China

El Gobierno de Turquía ha emplazado este domingo (10.02.2019) a China a cerrar los "campos de concentración" para uigures, una minoría étnica que profesa la religión musulmana y vive en la provincia de Xinjiang, en el oeste del país. El tratamiento que reciben los uighures en China es "una enorme fuente de vergüenza para la Humanidad", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores turco, Hami Aksoy. Así, ha acusado a Pekín de presionar a esta minoría, que además utiliza como lengua un idioma similar al turco. "Ya no es un secreto que hay más de un millón de turcos uighures detenidos arbitrariamente, torturados y sometidos a un lavado de cerebro político y campos de concentración", ha argumentado Aksoy. 

Ver el video 02:24
Now live
02:24 minutos

La prisión de los niños musulmanes en China

Ankara pide por eso respeto a los derechos de los uighures a las autoridades chinas "a todos los niveles". "Invitamos a las autoridades chinas a respetar los derechos humanos fundamentales de los uigures y a cerrar los campos de internamiento", continúa el comunicado del portavoz del ministerio de Exteriores turco. Numerosos ciudadanos de etnia uigur, de religión musulmana e idioma túrquico, han recibido en los últimos años acogida en Turquía por la persecución política que sufren en China.

Turquía ha asumido en política exterior la defensa de las minorías de origen túrquico, como son los tártaros en Crimea o los uigures en la región de Xinjiang. Ankara ha expresado en el pasado a Moscú su preocupación por la situación de la minoría tártara en esa península anexionada por Rusia. En este comunicado critica con inusitada dureza a China por su política de "asimilación sistemática" de los uigures. "Nuestros parientes y ciudadanos de origen uigur que viven en el extranjero no pueden recibir noticias de sus familiares en la región. Miles de niños han sido apartados de sus padres y se han quedado huérfanos", lamenta el texto.

MS (efe/dpa/afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad