Turquía: ataque contra el PKK complica la lucha contra el EI | El Mundo | DW | 14.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: ataque contra el PKK complica la lucha contra el EI

Ankara bombardeó posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en el sureste del país. De esta forma, Turquía habría violado el alto el fuego entre el país y el PKK, vigente desde marzo de 2013.

Por primera vez en más de un año y medio, Ankara bombardeó posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en el sureste del país. De esta manera, Turquía habría violado el alto el fuego entre el país y el PKK, vigente desde marzo de 2013. Al parecer, las tensiones se agudizaron en los últimos días por los combates en torno a la ciudad sirio-kurda de Kobane, cerca de la frontera con Turquía.

El PKK tiene una estrecha vinculación con las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas que luchan en Siria. El PKK acusa a Ankara de no intervenir para evitar que los yihadistas sunitas de Estado Islámico (EI) tomen la ciudad y perpetren una masacre contra los kurdos. Turquía se niega también a apoyar militarmente a los kurdos que combaten contra el EI o a establecer un corredor por que puedan llegar desde otras regiones combatientes kurdos a Kobane.

La agencia Firat, cercana al PKK, informó que, en primer lugar, el Ejército atacó posiciones del PKK con morteros y obuses, a lo que siguieron combates que duraron tres horas. Después, el Ejército atacó con aviones de combate desde el aire. Sin embargo, medios turcos como el diario Hürriyet señalaron que el Ejército bombardeó posiciones del PKK con aviones F16 y F4 después de que los rebeldes kurdos atacaran una comisaría en Daglica. El PKK sufrió "graves pérdidas", según la fuente. Los supervivientes huyeron.

El Ejército no ha confirmado por el momento los ataques, limitándose a decir que los "terroristas" atacaron a las fuerzas de seguridad, entre otros lugares en Hakkari. Se trata del primer ataque contra el PKK desde que la organización declarara un alto el fuego en marzo del año pasado. El PKK es considerado organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea. El líder del PKK, Abdulá Öcalan, advirtió de un fin del proceso de paz si el EI perpetra una masacre en Kobane. Según medios locales, Öcalan había dado a Ankara de plazo hasta mañana miércoles para salvar el proceso de paz.

Avances de la colición internacional

Mientras tanto, la coalición internacional llevó a cabo nuevos ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria en apoyo de los combatientes kurdos. Según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, fueron atacadas al menos tres posiciones de los yihadistas en el este de Kobane. Los combates por el control de la ciudad continuaron mientras tanto con dureza. Gracias a los ataques aéreos, los combatientes kurdos pudieron, sin embargo, recuperar una estratégica colina situada a siete kilómetros de los límites de la localidad.

También en Irak la coalición internacional golpeó al EI con los ataques aéreos más duros hasta ahora cerca de la ciudad petrolera de Kirkuk, después de que se difundieran informaciones sobre un inminente ataque de los extremistas. Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el pasado fin de semana unas 180.000 personas abandonaron la ciudad, situada a unos 180 kilómetros de Bagdad. Hasta hace poco, Hit se consideraba una ciudad segura y, por eso, acogía a más de 100.000 refugiados de otras partes de la provincia. Ahora, el éxodo masivo de Hit es la cuarta mayor ola de refugiados en Irak en menos de un año. Por otro lado, en Washington, los líderes militares de más de 20 países continuarán hoy sus deliberaciones sobre el procedimiento a seguir contra el EI y para hallar una estratregia a largo plazo contra los terroristas sunitas en Irak y Siria.

MS (dpa/efe)

Publicidad