Turquía amplía su presencia militar en Siria | El Mundo | DW | 28.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía amplía su presencia militar en Siria

Este domingo (28.8.2016), unos veinte civiles murieron en bombardeos orquestados por las Fuerzas Armadas turcas en el norte de siria. Un ataque contra la ciudad turca de Diyarbakir fue atribuido a la guerrilla kurda.

Este domingo (28.8.2016), al menos veinte civiles murieron y cincuenta resultaron heridos en bombardeos orquestados por la aviación de guerra y la artillería turcas contra la localidad de Yeb al Kusa, ubicada en el norte de Siria. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos no descartó que aumente la cifra final de víctimas mortales debido a la gravedad de algunos lesionados. Yeb al Kusa se encuentra a unos 14 kilómetros al sur de la localidad de Yarábulus, donde las Fuerzas Armadas turcas comenzaron la operación militar “Escudo del Éufrates” para repeler a los terroristas de Estado Islámico (EI) y, al mismo tiempo, evitar que las milicias kurdas erijan un bastión cerca de la frontera turco-siria. Esa ofensiva fue iniciada el pasado miércoles (24.8.2016).

El Ejército turco amplió su presencia en el norte de Siria con camiones militares con municiones, dos tanques adicionales y varios vehículos blindados de transporte de tropas, informó la agencia privada de noticias IHA. Estos refuerzos fueron enviados a los alrededores de Yarábulus tras un ataque de las milicias YPG contra dos tanques turcos que causaron la primera baja mortal al Ejército turco desde el inicio de la operación “Escudo del Éufrates”. Varios objetivos fueron atacados con tanques y artillería al norte de Yarábulus, la ciudad siria que estuvo en manos de EI hasta que fue liberada esta semana por el Ejército Libre Sirio, con el apoyo militar turco.

Por su parte, el diario “Hürriyet” informó que dos aviones de combate turcos, del tipo F-16, despegaron este sábado (27.8.2016) de la base aérea de Incirlik –usada también por las fuerza de la OTAN– para atacar un depósito de municiones del YPG en el norte de Siria. Casi simultáneamente, el aeropuerto internacional de la ciudad de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, fue atacado con cuatro misiles. La prensa local asegura que esa embestida no causó víctimas. La agresión fue atribuida por la agencia de noticias Dogan y otros medios turcos al proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda que opera en la zona.

El objetivo del ataque parece haber sido un punto de control de policía fuera de la zona VIP del aeropuerto, aunque los misiles impactaron en una zona vacía y pudieron oírse en gran parte de la ciudad, considerada extraoficialmente como la capital kurda de Turquía. Los pasajeros y empleados del aeropuerto fueron recluidos en el interior del aeropuerto como medida de seguridad. La gobernación de Diyarbakir señaló que hubo no interrupciones de los vuelos desde y hacia el aeropuerto, que opera 24 horas al día. En los últimos días hubo varios ataques de guerrilleros del PKK, el más grave tuvo lugar este viernes (26.8.2016) en Cizre.

En julio del año pasado el PKK y el Estado turco suspendieron un alto el fuego que había durado más de dos años. Desde entonces han muerto más de 600 agentes de las fuerzas de seguridad turcas y miles de guerrilleros en atentados, ataques armados y enfrentamientos. El PKK, considerada como una organización terrorista por Ankara, la Unión Europea y Estados Unidos, lucha desde 1984 para reivindicar los derechos de la minoría kurda en Turquía. En este conflicto han muerto ya más de 45.000 personas.

ERC ( EFE / dpa / Reuters / AFP )

DW recomienda

Publicidad