Turquía amenaza a Europa con dejar pasar a los refugiados | Europa | DW | 04.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Turquía amenaza a Europa con dejar pasar a los refugiados

Erdogan dijo que su país podría dejar de ser una “barrera” para los problemas de Europa, luego de que Alemania calificara como “genocidio” los crímenes contra los armenios.

Ankara nuevamente alzó la voz ante la aprobación por parte del Parlamento alemán de una moción para calificar como “genocidio” los crímenes cometidos por el imperio otomano contra la población armenia, a comienzos del siglo XIX. Este sábado (04.06.2016) el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con dejar de ser una “barrera” a los problemas de Europa, en referencia al acuerdo alcanzado para recibir a los refugiados.

“Hago un llamado a Alemania y a toda Europa. O resolvemos los problemas en nuestra agenda de forma justa o Turquía no será una barrera frente a sus problemas y los dejará solos con ellos”, advirtió el político islamista en un discurso retransmitido por televisión. “Estamos hartos de que nos pongan más dificultades sobre los hombros. O resolvemos los problemas o seguiremos nuestro propio camino”, agregó el jefe de Estado.

Erdogan recordó el pasado de Alemania tras señalar que “nunca aceptaremos la acusación de genocidio”. Para el mandatario, Berlín no tiene derecho a emitir juicios sobre este tema, recordando los crímenes nazis y los cometidos en Namibia, donde entre 1904 y 1908 las tropas del Imperio alemán mataron a decenas de miles de hereros y namaquas, acción por la que hasta ahora no ha habido actos de resarcimiento.

“Nada de qué avergonzarse”

Si bien Erdogan había dicho en varias entrevistas con la prensa de su país que el problema era un asunto bilateral entre Turquía y Alemania y que no se relacionaba con el acuerdo migratorio con la Unión Europea, en el curso de la jornada parece haber cambiado de opinión. En esas entrevistas, empero, sí criticó la lentitud de Bruselas a la hora de cumplir su parte del pacto, en referencia a la transferencia de fondos para ayudar a los refugiados, así como la liberación del visado para los ciudadanos turcos que deseen visitar la UE.

El mandatario aseguró que su país no desea “darle la espalda a Europa” y recordó que hay cinco millones de ciudadanos de origen turco en la UE, “tan solo queremos un trato justo”. Tras decir que no hay “nada en nuestro pasado de qué avergonzarse”, lanzó un mensaje a la UE: “¿Recibe Europa a los refugiados que están a sus puertas? Vemos lo que están haciendo. Pero Turquía acoge a tres millones de refugiados. Esa es la diferencia”.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda