Trump ordena investigar la política comercial de China | El Mundo | DW | 14.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump ordena investigar la política comercial de China

Se esperaba que EE.UU. llevara a cabo una investigación de las prácticas comerciales chinas, que podría resultar en sanciones al país asiático. Trump insiste en lo que ha llamado prácticas comerciales "injustas" de Pekín

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este lunes (14.08.2017) iniciar una investigación sobre la política comercial de China por supuestas prácticas desleales en el comercio bilateral. La decisión era esperada en Washington, adonde Trump viajó en medio de sus vacaciones en su club de golf de Bedminster, en Nueva Jersey.

"Protegeremos a los estadounidenses olvidados que fueron abandonados por un sistema de comercio global", señaló el mandatario, que dijo que cumple así con su promesa de campaña de proteger a los trabajadores de su país. El mandatario firmó una orden en la que solicita al representante comercial Robert Lighthizer que determine si el comercio con China requiere una investigación, incluyendo el supuesto robo de propiedad intelectual estadounidense del que Washington acusa a Pekín.

Advertencias de China

Previamente, China advirtió a Estados Unidos sobre las graves consecuencias que tendría una "guerra comercial" entre las dos principales economías del mundo. Si esto ocurre, "no habrá ganadores, solo perdedores", aseguró la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying. La vocera cuestionó además que Washington vincule los temas comerciales con el conflicto con Corea del Norte. "La cooperación entre China y Estados Unidos debería estar basada en el respeto de los intereses y preocupaciones del otro. La cuestión de la península y cuestiones económicas y comerciales son diferentes", insistió.

Trump vinculó sin embargo ambas cuestiones tras su toma de posesión, cuando decidió no tomar las duras medidas anunciadas contra China a nivel comercial a la espera de que Pekín ayudara en la crisis por el programa nuclear y de misiles norcoreano. Hua subrayó que las diferencias se tienen que resolver con diálogo y añadió que los dos países tienen intereses en común.  A la vez, criticó que Washington aproveche para la investigación una ley estadounidense antigua y no utilizada durante mucho tiempo, en vez de los mecanismos que existen en el marco de la Organización Mundial de Comercio para este tipo de disputas. "Todo miembro de la OMC debería regirse por las normas de la organización mundial", dijo.

MS (dpa/efe/Reuters)

 

DW recomienda

Publicidad