Trump llega a Puerto Rico entre críticas por su respuesta al huracán | El Mundo | DW | 03.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump llega a Puerto Rico entre críticas por su respuesta al huracán

Trump se reunirá con las autoridades locales en medio de fuertes críticas por la lentitud de su respuesta al desastre natural.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó hoy (03.10.2017) a Puerto Rico para evaluar la respuesta al huracán María en la isla, y en plena polémica por sus críticas a la gestión que las autoridades locales han hecho de la crisis.

Trump aterrizó hacia las 11.45 hora local (15.45 GMT) en la base aérea Luis Muñiz, de la Guardia Nacional, acompañado de la primera dama, Melania. Los recibieron el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, su esposa Beatriz y su hija, y Trump habló brevemente con ellos antes de saludar a los militares congregados para recibirle. Trump, en cuya comitiva estará el director ejecutivo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, tiene previsto reunirse con el gobernador Rosselló, y con otras autoridades puertorriqueñas.

También sobrevolará en helicóptero algunos de los daños causados por María en la isla y se reunirá con el mando militar desplegado por el Pentágono a Puerto Rico para coordinar las obras de reconstrucción y asistencia a los afectados, además de reunirse en una iglesia con personas damnificadas por el ciclón.

El mandatario aterrizó en suelo puertorriqueño 13 días después de que tocara tierra allí el peor ciclón en casi 90 años. A Texas y Florida viajó solo cuatro días después de que fueran golpeadas también por sendos huracanes en las últimas semanas.

Críticas a Trump por pobre gestión

Varios congresistas en EE. UU. y numerosas personas en Puerto Rico han acusado a Trump en los últimos días de no dar la suficiente importancia a la situación y haber actuado con lentitud en Puerto Rico, donde la infraestructura eléctrica quedó destrozada y hay graves problemas de acceso a comida, combustible y agua.

"Creo que lo hemos hecho igual de bien en Puerto Rico (que en Texas y Florida)", dijo Trump justo antes de abandonar hoy la Casa Blanca. Una gran parte de las críticas le ha venido por sus ataques a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, después de que esta censurara el optimismo expresado por la secretaria interina de Seguridad Nacional pese a la devastación que sufre la isla.

Puerto Rico, con 3,4 millones de habitantes, es un Estado libre asociado a Estados Unidos. Sus ciudadanos tienen la nacionalidad estadounidense. Una cantidad similar a los que viven en la isla reside en territorio continental estadounidense, principalmente en los estados de Nueva York y Florida.

FEW (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad