Trump: incertidumbre y preocupación por las amenazas a migrantes | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 24.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Trump: incertidumbre y preocupación por las amenazas a migrantes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pospuso por dos semanas su plan de deportar a miles de indocumentados. Los operativos anunciados vía Twitter desde hace una semana provocan incertidumbre y preocupación.

En su conocido estilo voluble, el presidente Trump se desdijo de un tuit lanzado el martes 18 de junio, en el que anunció que los agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) comenzarían la última semana de junio con la remoción de millones de indocumentados ilegales que llegaron ilegalmente a Estados Unidos. En ese mismo tuit, Trump elogia a México por hacer un buen trabajo al detener el paso de migrantes. 

En un mensaje en Twitter escrito este sábado (22.06.2019), Trump pospuso el operativo durante dos semanas, presionando al Partido Demócrata. Si los demócratas no cooperan para cambiar las leyes de asilo, en dos semanas comenzará el gran operativo de deportación.

En Tijuana, donde se encuentra la frontera más cruzada del mundo, la incertidumbre es grande. La deportación de millones de migrantes, como amenazó Trump,  supondría para la ciudad fronteriza una emergencia humanitaria. Ya se encuentran ahí miles de centroamericanos que llegaron en las caravanas, y que se encuentran varados a la espera de una resolución por parte de las autoridades estadounidenses a su solicitud de asilo.

Los albergues en Tijuana, al tope de su capacidad

"Tenemos una situación de mucha incertidumbre en la frontera, no solamente por las amenazas de Trump, sino por el escenario político que se vive en México. No se sabe cuál será la estrategia del gobierno mexicano para enfrentar una situación así", afirmó a DW Valeria Griego, responsable de Enlaces Institucionales de la Casa del Migrante de Tijuana.

La institución, que pertenece a la Congregación Scalabriniana, se estableció en Tijuana hace más de 30 años. La gran cantidad de migrantes centroamericanos que han llegado a la ciudad buscando pasar al otro lado suponen un desafío para todas las organizaciones de ayuda.

"Tenemos capacidad para 150 personas. Desde hace un par de semanas estamos al tope, nos hemos visto en la necesidad de recibir a mujeres y familias, así como a hombres que viajan con menores", dijo Valeria Griego. Todos los albergues de migrantes que operan en Tijuana, unos 20 establecimientos, están igualmente desbordados.

La socióloga Abigail Andrews, académica en la Universidad de California, en San Diego, señala que los tuits de Trump han alarmado a las comunidades y a los defensores de migrantes en el lado americano. "Hay mucho miedo a las deportaciones desde que Trump llegó al poder. Creo que los defensores de migrantes y los migrantes mismos no saben qué esperar, ni qué pasará", explicó en entrevista con DW.

Deportación masiva, logísticamente imposible

Andrews añade que, desde el punto de vista logístico, es imposible una deportación de millones de personas, como anunció Trump inicialmente.  "No hay manera cómo Estados Unidos podría deportar ni un millón de personas en un breve período de tiempo. Una sola deportación requiere de una inmensa cantidad de recursos, como el enviar a agentes a buscar a la persona a la que se debe deportar, a la par de todo el proceso burocrático tras poner a la persona bajo detención, procesar el caso y finalmente resolver la deportación de la persona ante un tribunal".

Medios estadounidenses reportaron el viernes que Trump ordenó a la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), la deportación de unas 2.000 familias en redadas a realizarse en diez ciudades de la Unión Americana.

Maureen Mayer, directora para México y los derechos de los migrantes de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), un Think Tank con sede en Washington que trabaja a favor de los derechos humanos en América Latina, sostiene que el anuncio de Trump sorprende, en primer lugar, por ser anticipado: "No es muy común, de hecho no se hace, el hacer anuncios de este tipo de antemano. En primer lugar, porque eso pone a las familias en alerta, y les da tiempo para mudarse o buscar protección legal, incluso a negarse a abrir la puerta de sus casas a los agentes si no tienen un documento legal", dijo Mayer a DW.

La experta coincide con Abigail Andrews en la imposibilidad logística para llevar a cabo una deportación masiva. "Se pone en tela de duda la capacidad de los agentes de ICE de detener a tanta gente, en tantas ciudades, y de su capacidad de hacerlo de manera adecuada. Hay muchas familias que tienen niños que son ciudadanos estadounidenses y que cuentan con un estatus legal, por lo que hay preocupación en torno a la situación que provocaría un operativo así, que los niños se encuentren en guarderías o en la escuela mientras sus papás están siendo detenidos. Eso debe preocupar al gobierno porque es muy mal visto estar rompiendo estos tejidos sociales y separar a papás de sus hijos de esa forma, más aún por lo violentos que son los operativos de ICE", subrayó Mayer.

Mayoría estadounidense a favor de mantener el asilo

Maureen Mayer destaca que la agresiva retórica de Trump podría resultarle contraproducente en la intención de voto de cara a las elecciones de 2020. "Ha habido varias encuestas que demuestran que la mayoría de la población está a favor de que el país se mantenga abierto a las personas que solicitan asilo, y en contra de castigar a los migrantes, cerrando las puertas del país", aclara.

Por su parte, la socióloga Abigail Andrews, que publicó un libro sobre la situación de comunidades migrantes provenientes de Oaxaca, está ahora preparando otro en el que investiga el impacto provocado por las deportaciones.

"Acabamos de celebrar el día del padre en Estados Unidos el fin de semana pasado. Un 45% de los deportados son papás. Un 90% de ellos tienen niños que nacieron en Estados Unidos. Son ciudadanos estadounidenses. En muchos de esos casos, cuando el padre es deportado, se enfrenta a una difícil decisión, pues los hijos, siendo ciudadanos estadounidenses,  tendrán mejores oportunidades si se quedan en EE. UU. Esto es muy desgarrador para los padres; muchos de ellos están dispuestos a arriesgar su vida con tal de estar con sus hijos. Estados Unidos ha introducido algunos castigos draconianos que se aplican a quienes son detectados reintentado volver sin papeles, con penas de hasta diez años de cárcel", sostuvo Andrews.

Maureen Mayer advierte que hasta las elecciones de 2020 la retórica anti-inmigrante de Trump continuará. "Seguirá amenazando a México y a Centroamérica acusándolos de no hacer lo suficiente, ya sea en el tema migratorio o en el de drogas, siempre buscando un chivo expiatorio por el fracaso de Estados Unidos al atender estas crisis y no atacar desde la raíz el problema, lo que está provocando que tanta gente salga de sus países".

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda