Trump admite que aranceles harán ″daño″, a corto plazo | El Mundo | DW | 06.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Trump admite que aranceles harán "daño", a corto plazo

El presidente estadounidense acusó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) de ofrecer "ventajas" a China, a la vez que reconoció que su aumento de aranceles a Pekín pueden generar "un poco de daño" a corto plazo.

Fábrica de aluminio en Suixi, provincia china de Anhui

Fábrica de aluminio en Suixi, provincia china de Anhui

"China, que es una gran potencia económica, es considerada una nación en desarrollo dentro de la OMC. Por ello tienen tremendas ventajas y beneficios, especialmente sobre EE.UU.", afirmó Trump en su cuenta de Twitter. "Alguien piensa que esto es justo. Estuvimos muy mal representados. La OMC es injusta con EE.UU.", agregó.

Las palabras de Trump se producen después de que ayer jueves anunciase que estudia imponer 100.000 millones de dólares anuales en aranceles a China, adicionales a los 50.000 millones ya anunciados a cientos de productos chinos, como contraataque a las tarifas con las que el gigante asiático castigó a Washington esta semana.

Preguntado también en una entrevista sobre las posibles consecuencias en EE.UU. de una peligrosa escalada hacia una guerra comercial, como han advertido numerosos economistas, Trump reconoció que puede que haya "un poco de daño" a corto plazo.

China presentó demanda oficial ante la OMC

"Pero los mercados han subido un 40 %, un 42 %, así que puede que perdamos un poco de ellos. Pero vamos a tener un país mucho más fuerte cuando acabemos", señaló el gobernante en una entrevista de radio con la emisora WABC. Aunque, a la vez, insistió: "Es algo que tenemos que hacer".

Precisamente, China presentó el jueves ante la OMC una demanda formal contra Estados Unidos por los primeros aranceles por valor de 50.000 millones de dólares anuales impuestos por Washington a las importaciones chinas.

Trump, por su lado, ha negado de manera reiterada que se haya enfrascado en una guerra comercial con China porque esa batalla, dijo, "se perdió hace muchos años", al apuntar el abultado déficit comercial con Pekín, y señaló su disposición a sentarse a negociar con las autoridades chinas.

JOV (efe,  WABC)

DW recomienda