Tropas libias conquistan los principales puertos petroleros | El Mundo | DW | 11.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tropas libias conquistan los principales puertos petroleros

Las milicias del este de Libia, dirigidas por el general Jalifa Haftar y leales al Gobierno de Tobruk, tomaron el control de los puertos petroleros de Sidrá y Ras Lanuf, los más importantes del país.

El puerto petrolero de Ras Lanuf

El puerto petrolero de Ras Lanuf

Tropas aliadas con un Gobierno que se opone al Ejecutivo de unidad respaldado por la ONU en Libia tomaron el control, tras un ataque sorpresa, de varias terminales petroleras claves en el país, informó hoy (11.09.2016) un portavoz de los combatientes.

Las unidades, aliadas al influyente general Jalifa Haftar y al Gobierno de Tobruk, en el este del país, tomaron las terminales de Al Sidr y Ras Lanuf, situadas en la costa mediterránea central del país, informó el portavoz a la emisora Libya 24. Además, aún hay combates en curso en una tercera instalación en Al Zuetina.

Principales instalaciones petroleras del país

El área de combate, en la costa norte del país situada entre las ciudades de Sirte y Bengasi, que concentra las principales instalaciones petroleras del país, estaba hasta la fecha bajo control del señor de la guerra, Ibrahim Jidhram, jefe de la milicia "Protección de las Instalaciones Petroleras".

Ali al Hasi, portavoz de la milicia Protección de las Instalaciones Petroleras, negó haber perdido el control del área, que también incluye los puertos petroleros de Al Zauitina y Al Bariqa, y aseguró que aún prosiguen los duelos artilleros.

El general Jalifa Haftar

El general Jalifa Haftar

Sidrá y Ras Lanuf

La zona de Sidrá y Ras Lanuf es escenario de combates desde que en 2011 un grupo de rebeles apoyados por la comunidad internacional se levantaron en armas y lograron derrocar, tras 42 años de dictadura, a Muamar al Gadafi. Codiciada tanto por el gobierno del oeste, apoyado por la ONU, como por su rival en el este -el único que aún conserva el reconocimiento legal internacional, fue atacada a principios de este año por la rama libia de grupo yihadista Estado Islámico, entonces firmemente instalado en la vecina Sirte.

Los yihadistas fueron derrotados por las milicias que dirige Jidrahm, quien mantiene tensas relaciones tanto con las fuerzas del este como con la alianza de milicias formada por la ciudad de Misrata, que asedian Sirte desde el pasado junio con el respaldo del Gobierno de unidad apoyado por la ONU. Esta inestabilidad ha hecho que la producción petrolera de Libia, establecida en tiempos de Al Gadafi en 1,6 millones de barriles diarios, haya caído en la actualidad por debajo de las 300.000 unidades al día.

FEW (dpa, EFE)


DW recomienda

Publicidad