Tribunal de la UE alerta: fondos a Turquía están en riesgo | Europa al día | DW | 14.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Tribunal de la UE alerta: fondos a Turquía están en riesgo

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (UE) alertó que la continuidad de los fondos del Instrumento Estructural de Adhesión (ISPA) concedidos a Turquía (9.000 millones de euros entre 2007 y 2020) está "en grave riesgo" debido a la "falta de compromiso político" del Gobierno de Ankara.

"Si la situación sigue igual en áreas como el Estado de derecho o la libertad de prensa, las expectativas a largo plazo son muy negativas", aseguró este martes (13.03.2018) en declaraciones a la prensa Dennis Wernerus, uno de los auditores que elaboró el informe sobre la concesión de fondos a Turquía.

El documento, titulado "Asistencia de preadhesión a la UE de Turquía: resultados escasos hasta ahora", también recomienda a la Comisión Europea (CE) que, para garantizar la "eficiencia" de los fondos entregados a ese país, asuma directamente su gestión en determinados sectores.

"Los fondos están dirigidos a las áreas donde más se necesitan, pero no han cumplido sus objetivos en materias como la imparcialidad de la justicia, la lucha contra la corrupción en las altas esferas o la libertad de prensa", indica el informe presentado por el Tribunal de Cuentas de la UE.

Los auditores también aconsejan a la CE la aplicación de un principio de condicionalidad; esto es, que la concesión de los fondos destinados a determinadas áreas o proyectos concretos esté supeditada al cumplimiento de una serie de objetivos.

Los objetivos y los plazos en el primer periodo de los fondos ISPA (2007-2014) se cumplieron, pero que en la segunda parte (2014-2020) la efectividad se ha visto afectada por "una serie de eventos que recogemos en nuestro informe", afirmó Wernerus.

El texto recuerda las medidas que tomó el Gobierno turco en respuesta al intento de golpe de Estado de 2016, como "la suspensión de 4.000 jueces y fiscales y de 40.000 profesores" o el encarcelamiento de alrededor de 2.400 profesionales de la judicatura.

Denuncia también el incumplimiento de objetivos en la mayor parte de proyectos orientados a la mejora del Estado de derecho, y, por otra parte, celebra los resultados conseguidos en las ayudas dirigidas a la mejora de la economía. (EFE)

DW recomienda

Publicidad