Tres soldados mueren en ataque con explosivos en Colombia | Colombia en DW | DW | 09.04.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Colombia

Tres soldados mueren en ataque con explosivos en Colombia

El vehículo donde se transportaban saltó por los aires tras estallar unas bombas instaladas en la vía. Hay varios uniformados heridos, uno de ellos de gravedad.

Un ataque con explosivos perpetrado contra un vehículo militar en una zona rural del departamento de Antioquia (noroeste) dejó tres soldados muertos y varios más heridos, informó este sábado (09.04.2022) el Ejército colombiano, que dijo en un comunicado que el ataque "al parecer” fue perpetrado por unidades de las disidencias de las FARC.

El Comando de la Séptima División del Ejército detalló que el ataque fue perpetrado en la noche del viernes, cuando el vehículo se movilizaba por una carretera de la vereda (aldea) El Singo, en el municipio de Ituango. Los militares fueron atacados con explosivos "instalados en la vía" supuestamente por miembros de la llamada Estructura 18.

Los soldados asesinados fueron identificados como Sebastián Enrique Espitia Fuentes, Enairo Luis Martínez Arciria y Álvaro Andrés Torres Palomino, agregó el Ejército en el texto, en el que precisó que hay otro uniformado que "requiere atención prioritaria". El resto de los militares "están siendo valorados por los médicos para determinar las lesiones que sufrieron".

Disidencias sin mando unificado

Frente a lo ocurrido, el Comando de la Séptima División hará la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación "por la utilización de medios y métodos ilícitos de guerra, lo cual infringe el Derecho Internacional Humanitario (DIH)", y seguirá ejecutando "operaciones militares de acción ofensiva en contra de los factores de inestabilidad que alteran la seguridad y tranquilidad de la región".

En Ituango actúan varios grupos armados que se disputan el territorio y compiten por controlar el avance de la minería y los títulos mineros, entre los que destacan dos disidencias de las FARC y el Clan del Golfo, grupo surgido en 2006 de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y que es hoy mayor banda criminal del país.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregaron sus armas a la ONU en 2017, poniendo fin a medio siglo de fallida y cruenta lucha por el poder. Tras su salida del conflicto quedaron activas disidencias de esa organización, así como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y grupos del narcotráfico. Sin un mando unificado, los grupos disidentes suman unos 5.000 combatientes, según el centro de estudios independiente Indepaz.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda