Tres años de cárcel para exjefe de Arcandor | Alemania | DW | 14.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tres años de cárcel para exjefe de Arcandor

Thomas Middelhoff, expresidente del insolvente grupo empresarial alemán de venta directa, por catálogo o por Internet y de servicios turísticos Arcandor, fue condenado a tres años de cárcel por desfalco y fraude fiscal.

Thomas Middelhoff, expresidente de Arcandor.

Thomas Middelhoff, expresidente de Arcandor.

El Tribunal Regional de Essen declaró culpable a Middelhoff de desfalco en tres casos y de fraude fiscal en 27, además de dictar una orden de detención contra el alemán, de 61 años. "El Tribunal ve actualmente peligro de huida del ex alto directivo", afirmó su presidente, Jörg Schmitt. Los abogados de Middelhoff aún tienen la posibilidad de recurrir la sentencia ante el Tribunal Federal Supremo.

El veredicto del tribunal fue sólo ligeramente inferior a la sentencia exigida desde la Fiscalía, que reclamaba tres años y tres meses de cárcel para el empresario. Durante la lectura de la sentencia, el presidente del tribunal, Jörg Schmitt, indicó que sin la insolvencia de Arcandor en 2009 este proceso no hubiera tenido lugar.

Sin embargo, no se trataba de la insolvencia del holding propietario hasta ese momento de la cadena de almacenes alemanes Kardstadt, Quelle y Thomas Cook, sino de la actuación de Middelhoff al frente de la misma, donde estuvo desde junio de 2004 hasta febrero de 2009.

Middelhoff usó 610 veces un jet privado

El proceso judicial contra Middelhoff acaparó todos los focos en Alemania ya que durante el mismo se ofreció una visión de la vida de un alto directivo donde la utilización de un jet privado era algo tan normal como para el resto de la población comprar un vuelo en una compañía aérea de bajo coste.

Middelhoff reconoció durante el juicio que durante su mandato al frente de Arcandor utilizó 610 veces un jet privado. Él mismo pagó 201 vuelos, el resto recayó sobre Arcandor. Sin embargo, el tribunal sólo le juzgó por 48 de esos vuelos sobre los que la Fiscalía tenía dudas de los motivos por los que fueron contratado. Se trataba de vuelos caros en jet privado a Londres y Nueva York, cuyos costes individualmente ascendieron a más de 90.000 euros.

También tuvo que hacer frente durante el juicio al hecho de haber contratado vuelos en helicóptero para sus traslados entre su casa en Bielefeld y la central de Arcandor en Essen con un precio por viaje de más de 3.000 euros con el fin de evitarse el atasco habitual en las carreteras de esa zona de Alemania.

A pesar de las acusaciones, Middelhoff negó todo de manera vehemente durante el proceso judicial. En su alegato final aseguró que fue contratado por la matriz de Karstadt para "salvar la empresa y salvar los puestos de trabajo". "El proceso judicial de cinco años fue una pesadilla para mí. Me siento herido en mi dignidad y honor", agregó.

CP (dpa,rtr)

Publicidad