Topografía del terror: los administradores del genocidio | Alemania | DW | 06.05.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Topografía del terror: los administradores del genocidio

Berlín reinaugura la exposición “Topografía del Terror” en el lugar donde operaba la central de la Gestapo. En un nuevo edificio, ampliada y con material exclusivo, es testimonio de los gestores del Holocausto.

Exposición que arroja luz sobre los administradores del Holocausto.

Exposición que arroja luz sobre los administradores del Holocausto.

El centro de documentación de los horrores del nazismo se halla sobre los terrenos en los que funcionaba antiguamente el cuartel general de la SS y la central de la Gestapo, la policía secreta del régimen nazi. “Ningún lugar está tan ligado a los crímenes del nacionalsocialismo como éste”, dijo el presidente alemán Horst Köhler durante la inauguración.

Los administradores del genocidio perpetrado por los nazis son casi desconocidos, y muchos de ellos no fueron juzgados por sus crímenes. En este museo pueden verse 16 fichas con los nombres de los funcionarios que fueron sometidos a juicio. Sólo tres fueron condenados. Tres de 7000 funcionarios de la Central de Seguridad del III Reich.

Topographie des Terrors

Acta de Karl Adolf Eichmann.

“Disposición a esclarecer los crímenes nazis”

La exposición existe desde 1987, fecha en que se inició el proyecto. Hasta hace poco era una seria de paneles al aire libre, atrayendo año tras año a más de 500.000 personas. Ahora, la muestra puede ser visitada en un edificio cuya construcción costó unos 26 millones de euros.

Concebida para documentar y acrecentar la conciencia acerca del terror nacionalsocialista en Alemania de 1933 a 1945 y honrar la memoria de sus víctimas, la exposición se ubica en lo que era la antigua calle Prinz-Albrecht-Straße, hoy llamada calle Niederkirchnerstraße, en el barrio berlinés de Kreuzberg. Allí se encontraba la central de la policía secreta, la Gestapo, y no lejos de ella funcionaba la central de la SS, organización paramilitar del Partido Nacionalsocialista Alemán.

El presidente Köhler dignificó en su discurso inaugural el compromiso de la sociedad civil que hizo posible la exposición durante los años 80. El nuevo edificio es testimonio, según Horst Köhler, del “largo camino que recorrieron los alemanes desde 1945 en tomar conciencia de su pasado”. Hoy se percibe una “disposición natural a esclarecer los crímenes cometidos durante la época nazi”, subrayó el presidente alemán.

Con vistas al reducido número de testigos vivos, Köhler puso de relieve el significado histórico de lugares como la “Topografía del Terror”. “La confrontación con el pasado forma parte de nuestra identidad como país”, dijo.

El edificio de la muestra permanente tiene dos pisos y una superficie útil de 3.500 metros cuadrados. Fue diseñado por la arquitecta berlinesa Ursula Wilms. Además de la exposición, que ocupa 800 metros cuadrados, hay también una biblioteca y salones de eventos.

Autor: CP/ ap, dpa

Editor: Pablo Kummetz

Publicidad