Toma de rehenes en ministerio termina con 24 muertos en Irak | El Mundo | DW | 30.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Toma de rehenes en ministerio termina con 24 muertos en Irak

Seis terroristas suicidas se tomaron el edificio y se enfrentaron con las fuerzas de seguridad. El Gobierno prevé más ataques en las próximas jornadas.

Tras varias horas de tensión, las fuerzas de seguridad de Irak consiguieron poner término a un ataque con toma de rehenes perpetrado por seis sujetos en dependencias del Ministerio de Derechos Humanos, en el este de Bagdad. Todos los rehenes fueron liberados, informó el general Saad Maan, portavoz del Ministerio del Interior. La ocupación y los posteriores enfrentamientos dejaron un total de 24 personas fallecidas.

Seis hombres armados y que portaban explosivos adosados al cuerpo entraron por la mañana de este jueves (30.01.2014) al recinto. Al inicio del asalto ya dos personas perdieron la vida. Luego, dos de los asaltantes se hicieron estallar en las puertas del inmueble, aseguró una fuente. Inmediatamente, los cuatro insurgentes restantes se tomaron las oficinas, manteniendo a varios rehenes durante varias horas.

En ese sector de la capital iraquí se encuentran varios edificios gubernamentales, como el Ministerio de Transportes. Presuntamente es una zona más segura que el resto de la ciudad, lo que no fue obstáculo para los atacantes, cuya operación no fue reivindicada por ningún grupo. Las autoridades, en todo caso, suelen acusar de estos atentados a milicianos vinculados con grupos cercanos a Al Qaeda.

Quieren distraer fuerzas

Una fuente de seguridad de alto nivel citada por la agencia Reuters aseguró que los extremistas tomaron a un número indeterminado de rehenes (la mayoría de ellos miembros del Servicio de Protección de Instalaciones), y dieron muerte a nueve dentro del edificio, que suele ser utilizado para recibir a delegaciones extranjeras. De los cuatro atacantes restantes, dos se hicieron estallar, uno murió tiroteado por la policía y el último perdió la vida poco después de recibir disparos.

“El nivel de las medidas de seguridad en el edificio era inferior a lo normal porque es una instalación de servicios y no un lugar sensible”, dijo a Reuters otra fuente de seguridad de alto nivel a condición de no ser identificada. En el operativo otras 50 personas resultaron heridas. Hay discrepancias con el número de muertos, pues el Ministerio del Interior reconoce solamente ocho bajas, incluidos los seis suicidas.

Funcionarios de seguridad culparon al grupo Estado Islámico de Irak y Levante, cercano a Al Qaeda, y dijeron que esperan más ataques en Bagdad en los próximos días para distraer a las fuerzas de seguridad y reducir la presión sobre los extremistas en las ciudades de Faluya y Ramadi, en Anbar, donde se enfrentan hace varios días por el control de la zona. En lo que va de año, más de mil personas han muerto en el país por actos de violencia.

DZC (EFE, AFP, Reuters)

Publicidad