Todo gol - Especial: ¿Y tú, qué estabas haciendo? - Recuerdos de los mundiales | Todo gol - La jornada de la Bundesliga | DW | 16.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Todo gol

Todo gol - Especial: ¿Y tú, qué estabas haciendo? - Recuerdos de los mundiales

¿Qué estabas haciendo tú cuando Andi Brehme convirtió aquel famoso penal? ¿Dónde estabas el 4 de julio de 2006? Quizá todavía recuerdes con quién pasaste el 7 de julio de 1974. ¿Por qué recordamos algunos partidos mundialistas durante décadas? Es que la Copa del Mundo emite un hechizo muy especial. Algunos partidos - victorias o derrotas - han influido en la vida de muchas personas.

Ver el video 26:04
Now live
26:04 minutos

Todo gol ha salido en busca de historias personales relacionados con los partidos.

Klaus Theweleit tenía 12 años cuando se jugó el Mundial del 54. Pero cuando Fritz Walter, Helmuth Rahn y los demás salieron al terreno, él deambulaba por las calles de Husum, buscando quien tuviera una radio. Una conocida le permitió entrar a la sala de su casa y juntos oyeron "el milagro de Berna". Durante 90 minutos surgió una corta relación amorosa vinculada con el fútbol.

Inglaterra, 1970. Robert Harman tenía apenas 12 años cuando se compró su primer disco: "Back Home". La canción cantada por la selección nacional inglesa debía preparar a la nación para la defensa del título mundial en México. Ya entonces Robert era un fanático del fútbol, y lleno de esperanza y confianza, siguió la final contra Alemania en compañía de su perro salchicha alemán Fritz. Pero Gerd Müller le pasó la cuenta a los ingleses. Alemania eliminó a Inglaterra, y con eso terminaron las buenas relaciones entre dueño y mascota.

"En Alemania, eso sería inconcebible, que un jugador alemán haga un gol con la mano y que la gente lo ame, sería inconcebible. Para nosotros sin embargo, era una picardía bien argentina." Hernán Marchese recuerda el Mundial de 1986 en México. Los cuartos de final contra Inglaterra, cuando el héroe popular argentino Diego Armando Maradona marcó primero un gol con la mano, y luego el gol más lindo de todos los tiempos. Un partido que cohesionó a la joven democracia argentina. Hernán recuerda cómo vivió él ese partido a sus 19 años, siendo estudiante de filosofía en la Universidad de Buenos Aires.

Andi Rogenhagen rodó su primer gran film sobre la final del Mundial de 1994. Mientras Brasil se enfrentaba a Italia, él y 40 equipos de cámara filmaban en todo el mundo las reacciones de los aficionados. Pero parecía salir mal, pues no se marcaron goles en el tiempo regular, y cuando empezó la primera decisión por penales en una final mundialista, Andi estaba seguro de que sería el film más aburrido de todos los tiempos. Todavía no sabía cuan interesantes son las incontables historias relacionadas con el fútbol; cuando en todos los países se contiene el aliento con el último penal del partido. Cuando el fútbol logra vincular a casi toda la humanidad en cuestión de segundos.