TJUE avala que Alemania niegue seguro social a ciudadanos de la UE | Europa | DW | 11.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

TJUE avala que Alemania niegue seguro social a ciudadanos de la UE

Un veredicto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó que Alemania puede negar prestaciones sociales a inmigrantes de otros países de Europa, avalando la legislación alemana.

Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo.

Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo.

La demanda judicial de una joven rumana sin empleo se ha convertido en un símbolo del encendido debate acerca del pago de prestaciones sociales para la supervivencia en Alemania. El caso de Elisabeta Dano y de su hijo Florin es ejemplar. La ciudadana rumana vive desde el año 2010 con su hermana, en Leipzig, y no trabajó ni en Rumania ni en Alemania. Recibía una asignación por hijo y un adelanto para la subsistencia por tiempo determinado. Después solicitó que se le pagara un seguro básico, llamado Hartz IV, sin éxito. Presentó demanda contra las autoridades y el Tribunal Social de Leipzig derivó el caso, debido a su importancia en cuanto a precedente, al tribunal de la UE en Luxemburgo.

Decisión clara

El fallo del TJUE es claro: las normas europeas permiten que el país al que emigran personas desempleadas de otros países de la UE pueda no pagarles prestaciones sociales bajo determinadas condiciones. En el caso de una estadía de entre tres meses y cinco años, como en el caso Dano, el inmigrante debería contar con medios propios para sobrevivir. De no ser así, el país receptor tiene derecho a negar el pago de un seguro básico a ciudadanos de otros miembros de la UE que llegan "con el único objetivo de buscar empleo o de beneficiarse de estas prestaciones". Sin embargo, los jueces añaden que se debe comprobar cada caso en particular. El fallo no debe ser argumento para negar prestaciones sociales a personas sin trabajo.

Trasfondo legal

El trasfondo de este veredicto es un conflicto de intereses y una cuestión de interpretación del derecho entre la Comisión Europea y los países miembros de la Unión Europea, en este caso, Alemania. El problema trascendió desde que entró en vigor el derecho de libre circulación de personas también para los ciudadanos de Rumania y Bulgaria. Al mismo tiempo, la Comisión actuante en el caso Dano abogó por que en Alemania se aliviara el acceso al seguro básico Hartz IV. En febrero, el gobierno alemán puso en marcha un grupo de trabajo dedicado a elaborar nuevas normas para evitar el abuso de las prestaciones sociales. “Estoy muy contento; es un muy buen fallo”, dijo Thomas Mann, eurodiputado de la Unión Demócrata Cristiana.

Según él, el tribunal sentó una clara señal, y lo más importante, dice, es que gracias a eso también se está respondiendo a partidos populistas de derecha como Alternative für Deutschland (AfD), que ya no podrán seguir afirmando que en Europa no existen reglas claras ni protección contra el abuso de los seguros sociales. La socialdemócrata Jutta Steinruck también aplaude el veredicto del TJUE: “Confirma la aplicación del derecho en Alemania y crea, sobre todo, seguridad legal en los municipios”. Dibversos tribunales locales habían emitido hasta ahora veredictos diferentes en casos similares. Pero, subrayó la diputada, si bien se debe evitar que la ley promueva el abuso de la asistencia social, la inmigración sigue siendo una ganancia para Alemania.

Publicidad