Tillerson recibió al canciller cubano en un contexto de tensión diplomática | Política | DW | 27.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Tillerson recibió al canciller cubano en un contexto de tensión diplomática

En Washington ambos funcionarios dialogaron sobre el supuesto "ataque acústico" que sufrieron hace meses varios diplomáticos estadounidenses en la isla.

Kuba Außenminister Bruno Rodriguez Parrilla (Reuters/E. de la Osa)

El canciller cubano Bruno Rodríguez

El secretario de Estado de  EE. UU., Rex Tillerson, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, se reunieron en Washington para hablar sobre el supuesto "ataque acústico" que sufrieron hace meses varios diplomáticos estadounidenses en la isla. Según un comunicado de la parte cubana, la reunión se celebró a petición de La Habana y "en un clima respetuoso". 

Rodríguez le "reiteró" a Tillerson que "el Gobierno cubano no ha perpetrado nunca ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra diplomáticos. Tampoco ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros para este propósito".

El jefe de la diplomacia cubana también le aseguró a Tillerson "que la investigación para esclarecer este asunto sigue en curso y que Cuba tiene gran interés en concluirla".

Washington asegura que al menos 21 estadounidenses destinados en La Habana han sufrido "incidentes de salud", aunque también ha subrayado que aún no tiene "respuestas definitivas sobre la fuente o causa" de los mismos.

A raíz de estas denuncias, Tillerson había dicho recientemente que Estados Unidos estaba considerando la posibilidad de cerrar su embajada en Cuba.

Según medios estadounidenses, que citan informes médicos de los afectados, algunos de estos diplomáticos sufrieron lesiones cerebrales traumáticas leves y pérdida de audición a raíz de los incidentes.

El Departamento de Estado, por su parte, dijo en un comunicado que la conversación entre Tillerson y Rodríguez fue "firme y franca" y que "reflejó la profunda preocupación de los Estados Unidos por la seguridad de su personal diplomático".

Tillerson "expresó la gravedad de la situación e insistió a las autoridades cubanas en su obligación de proteger al personal de la embajada y a sus familias".

El ex presidente Barack Obama restableció las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con Cuba después de más de 50 años y la embajada reabrió sus puertas en 2015.

El actual mandatario, Donald Trump, tomó diversas medidas para revertir las reformas de Obama en relación a Cuba, pero mantuvo la embajada en La Habana. Trump dijo que su administración no levantará el embargo contra Cuba hasta que lleve a cabo reformas fundamentales. 

DG (efe, dpa)

DW recomienda

Publicidad