Thielemann y Wagner | Música | DW | 29.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Música

Thielemann y Wagner

Es el director de orquesta wagneriano por excelencia. Ahora está de plena actualidad: en septiembre publica un libro sobre su admirado compositor y es el nuevo maestro de capilla de la orquesta Staatskapelle de Dresde.

epa03162282 German conductor Christian Thielemann, artistic director of the Salzburg Easter Festival, attends a press conference on the program for the 2013 Salzburg Easter Festival, in Salzburg, Austria, 28 March 2012. EPA/BARBARA GINDL

Christian Thielemann Salzburger Festspiele

Mein Leben mit Wagner (Mi vida con Wagner). Así se titula el libro que está a punto de ver la luz en el mercado editorial en alemán. Lo firma Christian Thielemann, un director de orquesta que asegura no saber qué ocurrió antes en su mente: ¿fue primero Wagner o el deseo de dirigir? Ahora el director quiere dejar claras las razones por las cuales la vida con Wagner merece la pena. Con esta publicación, Thielemann se adelanta a los festejos por el bicentenario en 2013 del nacimiento de su compositor favorito.

“Nadie en la actualidad se funde con la obra de Wagner como lo hace Christian Thielemann”, afirmó la revista Welt am Sonntag. Ciertamente, el director berlinés tiene autoridad para escribir un libro sobre el célebre músico. Considerado como el heredero de grandes batutas wagnerianas del siglo XX, como Knappertsbusch y Furtwängler, Thielemann se familiarizó muy joven con la música del operista alemán. Desde su profundísimo conocimiento, el director conduce al oyente por los senderos de sus óperas, haciendo hincapié en aquellos vericuetos que las hacen únicas, explica el mito de Bayreuth y desgrana el carácter de sus héroes wagnerianos favoritos.

Nueva titularidad

Cuando Mein Leben mit Wagner vea la luz a mediados de septiembre, Christian Thielemann ya llevará dos semanas al frente de su nueva orquesta. El 1 de septiembre se convertirá oficialmente en el nuevo maestro de capilla –así se denomina el cargo- de la Staatskapelle de Dresde. Cuando en 2009 se hizo público que tres años después sería el nuevo titular, Thielemann recordó unas palabras de quien fuera su mentor, Herbert von Karajan: “El sonido de esta orquesta brilla como el oro viejo”.

Christian Thielemann es el nuevo maestro de capilla de la Staatskapelle de Dresde

Christian Thielemann es el nuevo maestro de capilla de la Staatskapelle de Dresde

Entonces aseguró que era un honor y un deseo hecho realidad hacerse cargo de la Staatskapelle de Dresde. No es de extrañar, ya que antes que él ocuparon el puesto nombres ilustres como los de Heinrich Schütz, Carl Maria von Weber, el mismísimo Richard Wagner y Fritz Busch. Con este nombramiento, se redobla su prestigio internacional y las invitaciones para hacer giras por todo el mundo. Un momento especial tendrá lugar cuando en 2013 la Staatskapelle de Dresde se convierta en la nueva orquesta residente del exquisito Festival de Pascual de Salzburgo, hermano menor del que tiene lugar cada verano en la pequeña ciudad austríaca. De esta manera, orquesta y director se hará cargo de la actual residencia de la Filarmónica de Berlín y su titular Simon Rattle.

El futuro de Thielemann

¿Podría ser esto el preludio del futuro a medio plazo de Thielemann? Suenan ya diversos nombres para cuando Rattle abandone la principal orquesta de la capital alemana en 2018. Aunque muchos achacan a Thielemann que su repertorio se limita prácticamente al ámbito germano, fundamentalmente Wagner, el berlinés cuenta con entidad más que suficiente como para convertirse en la nueva batuta regente de la Filarmónica de Berlín.

Christian Thielemann junto a Wolfgang Wagner

Christian Thielemann junto a Wolfgang Wagner

Mientras tanto, Thielemann disfrutará de su nueva titularidad y de su puesto como asesor artístico del Festival de Bayreuth. Desde que debutara en la Colina Verde en el año 2000, el director berlinés ha vuelto prácticamente todos los años, habiendo dirigido allí más de cien representaciones. Su impronta musical se deja sentir cada ocasión que empuña la batuta en el oculto foso de Bayreuth. Thielemann reconoció hace poco en declaraciones para Deutsche Welle que aquel lugar ejerce una fascinación especial: “Es maravilloso, se trata de una tradición que debemos preservar por todos los medios posibles. A la gente le sigue estimulando venir a Bayreuth, clara señal de que Wagner todavía significa mucho para el público de hoy”.

Autora: María Santacecilia
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad