Tests políticos en internet: ¿ayuda a o manipulación? | Europa | DW | 10.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Tests políticos en internet: ¿ayuda a o manipulación?

La batalla electoral por el Parlamento Europeo está en marcha, con numerosos partidos en brega: desde populistas hasta paneuropeístas. Algunas aplicaciones ofrecen ayuda para tomar la decisión. Pero ¿se limitan a eso?

Las elecciones para el Parlamento Europeo (23-26 de mayo) podrían reconfigurar el rostro de la UE. Los aproximadamente 374 millones de votantes, de 28 países, tienen un amplio abanico de opciones. Los alemanes, por ejemplo, podrán elegir entre 41 partidos. Los diseñadores de aplicaciones, como la alemana Wahl-O-Mat, o la nueva y multinacional VoteSwiper, se proponen facilitar la decisión. Suelen utilizar un sistema parecido al de las encuestas para revelar al usuario con qué partido tiene mayores afinidades políticas.

En vista de la variedad de aplicaciones, elegir una ya es complicado. Pero todas se atribuyen el mismo objetivo: fomentar el debate, mejorar la educación política e incrementar la participación electoral. Estas aplicaciones tienen una creciente influencia política. Entre un 10 y un 40 por ciento de los votantes en las últimas elecciones europeas dijo haber utilizado al menos alguna de ellas.

Pero, tomado en cuenta la sutil frontera entre "revelar” una preferencia política y decirle al elector por quién votar ¿es posible que estas aplicaciones inclinen a los usuarios hacia determinado partido?

Herramientas de manipulación

La selección y formulación de las preguntas puede hacer más que informar: puede moldear y azuzar el debate político.  Incluso una influencia involuntaria puede suponer un gran problema, según Uwe Wagschal, un politólogo de la Universidad de Friburgo que trabajó con VoteSwiper. "Como investigador, uno tiene su propia postura y la formulación de las preguntas puede llevar al usuario en cierta dirección”, indica.

Politikwissenschaftler Stefan Marschall (picture alliance/dpa/R. Vennenbernd)

Stefan Marschall.

Los desarrolladores de estas aplicaciones deben tener especial cuidado con planteamientos negativos, señala Stefan Marschall, experto de la Universidad Heinrich Heine, de Düsseldorf, quien contribuyó a crear el Wahl-O-Mat alemán. "Existe una tendencia a la aquiescencia, lo que implica que uno tiende a respaldar afirmaciones que contengan términos positivos”, explica, agregando que es más difícil concordar con planteamientos negativos. Eso significa que los diseñadores pueden elegir a qué partidos favorecer potencialmente, señala por su parte Bastiaan Bruinsma, autor de un estudio al respecto.

De acuerdo con Ruurd Oosterwoud, investigador del fenómeno de las noticias falsas y la desinformación, existen infinitas maneras de manipular esas plataformas para influenciar votantes. "Usar estos sitios lo vuelve a uno vulnerable, como un robot. Ellos no reflejan lo que yo verdaderamente elegiría”, afirma.

Cuestión de credibilidad

Académicos como Marschall y Wagschal han desarrollado estrictos estándares para la formulación de preguntas y guías de transparencia, para mejorar la credibilidad de estos portales. De acuerdo con Marschall, la credibilidad de Wal-O-Mat se basa en la confianza de que goza la autoridad imparcial que lo supervisa: la Agencia Federal de Educación Cívica.

Los móviles de otras aplicaciones de este tipo, en cambio, son menos imparciales. Algunas tienen una base comercial y venden publicidad política en sus sitios web. Uno de estos sitios es iSideWith, que dice tener 5 millones de usuarios en el Reino Unido y 800.000 en España. No está afiliado a ningún partido, pero ofrece vender los datos agregados anónimos que genera a avisadores políticos, ayudándoles a afinar el público destinatario de su mensaje.

Algunos partidos políticos también han elaborado sus propias aplicaciones para recolectar datos, pero su falta de credibilidad redunda en que el peligro de que puedan manipular electores a través de sus preguntas sea muy reducido, según Marschall: "Obviamente, la gente se da cuenta de que hay una intención detrás”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda