Tensión en dos estados de México | América Latina | DW | 11.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Tensión en dos estados de México

Cerca de 2.000 estudiantes y maestros fueron repelidos por policías antimotines en la capital de Guerrero. En Michoacán, encapuchados causaron daños en las sedes de los partidos Acción Nacional y Nueva alianza.

Manifestantes que reclaman por 43 estudiantes desaparecidos y presuntamente asesinados en México dañaron hoy instalaciones de tres partidos políticos en los estados mexicanos de Guerrero y Michoacán, además de protagonizar violentos incidentes con la policía.
Los enfrentamientos con agentes tuvieron lugar en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, después de que fue incendiada la sede regional del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esa ciudad, 280 kilómetros al sur de la capital.
Además en Morelia, en el estado occidental de Michoacán, jóvenes encapuchados dañaron muebles y cristales y escribieron mensajes como "Faltan 43" en las sedes del Partido Acción Nacional (conservador) y Nueva Alianza (centro).
Pero los incidentes más fuertes se registraron en Chilpancingo. La trifulca tuvo lugar horas antes de una reunión en esa ciudad entre el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, y el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con padres de los estudiantes desaparecidos.

Liberan a rehén

Después de incendiar la sede del PRI, unos 2.000 maestros y estudiantes se enfrentaron con alrededor de 200 policías antimotines. Los manifestantes llevaban piedras, palos y petardos y la policía les respondió también arrojando objetos y gases lacrimógenos. Bomberos acudieron a apagar el fuego.
La policía detuvo a tres maestros, según denunciaron los manifestantes, y ante la tensión que se generó el subsecretario de Seguridad Pública, Juan José Gatica, fue llevado como "garantía" a un campamento de los docentes como forma para presionar por la liberación de sus compañeros. Unas horas después el jefe policial fue liberado.
Dos periodistas que llevaban el rostro cubierto para protegerse del gas lacrimógeno y estaban cerca de los policías fueron lesionados por los agentes.
En las últimas semanas ha habido algunas manifestaciones violentas por la desaparición de 43 estudiantes que presuntamente fueron masacrados por una organización criminal en alianza con policías municipales, pero la mayoría de las protestas han sido pacíficas.

Instalan comisión

Los 43 estudiantes desaparecieron el 26 de septiembre después de ser detenidos por policías municipales en la ciudad de Iguala, ubicada 200 kilómetros al sur de la capital en Guerrero.
Sicarios detenidos por la fiscalía han afirmado que los estudiantes fueron asesinados y calcinados en un basurero cerca de Iguala y que sus restos fueron arrojados a un río.
En la reunión entre funcionarios y padres de familia estaba previsto que se instalara una comisión para dar seguimiento al caso de los estudiantes, según adelantó Felipe de la Cruz, portavoz de las familias.
"Esperamos que nos den nuevas informaciones y se va a instalar la comisión mixta que se pactó en la reunión en Los Pinos", dijo a dpa.
Peña Nieto recibió en la residencia de Los Pinos el 29 de octubre durante casi cinco horas a los familiares de los estudiantes. Al término de la reunión se anunció un acuerdo de diez puntos que contempla establecer una comisión de seguimiento e información.
La comisión mixta tiene la finalidad de establecer "mecanismos ágiles" para proporcionar información directa, por parte del gobierno y la fiscalía, a las familias, estudiantes, abogados y representantes de organizaciones civiles que coadyuvan en las investigaciones.

EL(dpa, efe)