Tensión en Cataluña: detenciones y protestas por el referéndum | Europa | DW | 21.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tensión en Cataluña: detenciones y protestas por el referéndum

La detención de 14 altos cargos catalanes elevó la tensión política en el país y sacó a la calle a miles de partidarios de la independencia.

Las detenciones e incautaciones practicadas este miércoles (20.09.2017) por la Guardia Civil española en Cataluña para tratar de frenar el referéndum soberanista unilateral del 1 de octubre provocaron una oleada de protestas en la región española.

Lea también:

Cataluña: crónica de un pandemonio anunciado

Rajoy advierte a independentistas: “Nos van a obligar a lo que no queremos llegar”

Miles de personas se manifestaron en Barcelona ante las sedes del Gobierno catalán registradas por los agentes. La plaza de Catalunya, en el corazón de la ciudad, se llenó en las últimas horas del día.

Salvo incidentes puntuales, las protestas fueron pacíficas. En algunos puntos, se realizaron caceroladas. "Votarem" (votaremos) o "No pasarán" fueron algunas de las consignas coreadas contra los primeros arrestos que se realizan en medio de la crisis abierta tras la convocatoria de la polémica consulta por parte del Gobierno catalán, que desde hace más de un lustro impulsa un proceso para independizar la región del resto de España.

Políticos y entidades civiles independentistas como Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural habían llamado a la movilización desde las primeras horas del día, cuando los medios informaron de varias detenciones dentro de un operativo contra el referéndum. Los secesionistas advirtieron de que las protestas continuarán "hasta que
todos los detenidos estén libres".

"Regresen a la ley y a la democracia"

Por su parte, el Gobierno español reiteró hoy a los independentistas catalanes que el referéndum secesionista que quieren celebrar es "una quimera imposible" porque "no tiene ninguna legitimidad", y les conminó a que "regresen a la ley y a la democracia".

En una declaración institucional, el presidente español, Mariano Rajoy, les advirtió de que están "a tiempo de evitar males mayores", e insistió en que no renunciará a ninguno de los instrumentos del Estado de derecho para "evitar que la sinrazón de unos pocos la sufran el conjunto de los ciudadanos".

De este modo, Rajoy avisó a quienes "aprovechan el órdago independentista" para "generar inestabilidad en las calles" y "debilitar las instituciones", para subrayar que "tendrán que responder ante los españoles de su deslealtad en un momento tan decisivo de la vida política".

Detenciones generaron tensión

Las palabras de Rajoy cerraron una jornada marcada por la detención de 14 altos cargos catalanes -de los que tres quedaron en libertad-, que elevó la tensión política en el país y sacó a la calle a cientos de partidarios de la independencia.

Las principales concentraciones se realizaron en Barcelona en los lugares donde tuvieron lugar las detenciones y se extendieron por las vías principales de la ciudad, que tuvieron que ser cortadas por la policía ante la afluencia de gente.

El mayor número de personas, unas 40.000 según datos policiales, se concentró en los alrededores de la Consejería de Economía y hacienda del Gobierno regional donde se llevó a cabo uno de los registros.

CT (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad