Tempestad causa estragos en Cerdeña | Europa | DW | 19.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tempestad causa estragos en Cerdeña

Las autoridades italianas declararon este martes estado de emergencia en Cerdeña, después de que el ciclón Cleopatra azotara la isla del Mediterráneo, dejando al menos 17 muertos y cientos de damnificados.

Por lo menos 17 personas murieron en Cerdeña tras el paso de la tormenta "Cleopatra", que azotó la isla italiana con lluvias torrenciales, informó hoy el jefe de Protección Civil, Franco Gabrielli. El mayor número de víctimas, 13, se produjo en la provincia noreste de Olbia, donde viven 150.000 personas. Hay además dos muertos y un desaparecido en la provincia de Nuoro y otra víctima cerca de Oristano.

"Realmente es un hecho excepcional", señaló Gabrielli a la televisión estatal RAI. El funcionario explicó que en 24 horas cayeron en la zona 50 centímetros de agua, cuando la media es "de menos de un metro al año".

Numerosas víctimas

Cientos de residentes huyeron de sus hogares el lunes en medio de las inundaciones y las rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora. Los bomberos tuvieron que realizar más de 600 operaciones de rescate.

Varias personas murieron al desplomarse puentes, entre ellas un hombre, su mujer y su suegra. Una madre y su hija fueron arrastradas en su coche por un torrente y una pareja brasileña y sus dos hijos se ahogaron al inundarse el departamento bajo en el que vivían.

Entre las víctimas se encuentran además un policía y dos mujeres de 64 y 90 años. Ambas perdieron la vida cuando se inundó la casa en la que vivían, mientras que el agente falleció por la caída de un puente.

Situación dramática

"La situación es desgraciadamente en verdad dramática", señaló el presidente de la región de Cerdeña, Ugo Cappellacci, a la RAI. En la isla reinaba el caos, con imágenes de calles inundadas y ríos convertidos en torrentes imparables.

El transporte se vio seriamente afectado el lunes en la que es la segunda mayor isla del Mediterráneo. Se cancelaron los transbordadores y vuelos, las carreteras quedaron bloqueadas y los trenes no circularon. La mayoría de los servicios fueron reanudados hoy, al haber dejado de llover. Sin embargo, numerosas escuelas seguirán cerradas, pues los meteorólogos anuncian más precipitaciones y porque las autoridades aún no han podido restablecer la electricidad en algunas partes de la isla.

er (dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad