Temor en Bélgica tras extradición de terrorista | Europa | DW | 06.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Temor en Bélgica tras extradición de terrorista

Las medidas de seguridad para proteger a los políticos más prominentes de Bélgica se han reforzado tras la controvertida extradición a Estados Unidos de Nizar Trabelsi, conocido ex futbolista condenado por terrorismo.

Los servicios de seguridad belgas advirtieron que existe la posibilidad de que se perpetren actos de venganza por la extradición del tunecino Nizar Trabelsi, condenado en 2003 a diez años de prisión por haber planeado un ataque contra una base militar estadounidense en Bélgica, en nombre de la red terrorista Al Qaeda. La decisión de incrementar la protección de los políticos como “medida de precaución” afecta al primer ministro, a los ministros de Interior y Justicia, y a tres jueces de alto rango, entre otras personalidades. Las autoridades belgas también recomendaron a todas las embajadas en el país que incrementen su nivel de alerta. Estados Unidos pidió la extradición de Trabelsi bajo los cargos de conspiración para matar a estadounidenses en el exterior, uso de armas de destrucción masiva y apoyo a una organización terrorista. Trabelsi impugnó su extradición con el argumento de que se trataría de una violación de la Convención para la Protección de los Derechos Humanos porque, según alegó, sería sometido en Estados Unidos a un trato inhumano y degradante. El Consejo de Estado de Bélgica rechazó el recurso de apelación de Trabelsi a finales de septiembre. La ministra de Justicia belga, Annemie Turtelboom, dijo que las autoridades estadounidenses le habían garantizado que Trabelsi sería enjuiciado por un tribunal normal y que no sería condenado a la pena capital. El terrorista, de 43 años, fue llevado en avión a Estados Unidos en la mañana del jueves (3.10.2013). La extradición fue criticada por organizaciones como The Human Rights League y Amnistía Internacional porque aún está pendiente el fallo del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos. Esta corte con sede en Estrasburgo se ocupará nuevamente del caso a finales de octubre o principios de noviembre. (dpa).

Publicidad