Talibanes matan a trece soldados afganos | El Mundo | DW | 12.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Talibanes matan a trece soldados afganos

Los rebeldes atacaron un puesto de control. Con la mejora del clima tras el crudo invierno, se incrementan este tipo de incursiones.

Kunar, una de las provincias más conflictivas de Afganistásn, fue testigo este viernes (12.04.2013) de un nuevo ataque de las fuerzas talibanes contra los soldados del Ejército afgano, que perdió al menos a 13 de sus hombres durante un intercambio de disparos contra los rebeldes, que ponen en jaque la estabilidad del Gobierno.

La agencia de noticias local AIP cifró además en cinco los soldados desaparecidos, luego que los talibanes atacaran un puesto de control en Kunar, ciudad ubicada al Este de Afganistán, cerca de la frontera con Pakistán. En declaraciones a la agencia EFE, un portavoz de los insurgentes, Zabiulá Muyahid, dijo que el asalto ocurrió específicamente en Ghoncha Gul, en el distrito de Naray.

El jefe policial de ese distrito, Muhamad Yousaf, aseguró que en el incidente hubo bajas en ambos bandos, aunque no precisó cifras, al tiempo que algunos residentes informaron a las agencias de noticias que habían visto varios cadáveres de soldados tendidos en el piso. Los talibanes niegan haber perdido hombres.

Mejor clima, más ataques

Según información de la BBC, los rebeldes consiguieron apoderarse por algunos instantes de la instalación militar, aunque luego fueron desplazados por las fuerzas de seguridad. Aún así, los talibanes se llevaron armas y municiones. Los rebeldes suelen incrementar sus ataques en la primavera, con la llegada del buen tiempo tras el gélido invierno.

Según testigos, el enfrentamiento comenzó en la madrugada y se extendió por unas cinco horas. Las fuerzas afganas siguen muy de cerca la lucha este año debido a que se desenvuelven con menos apoyo de la coalición militar internacional, lo cual pone a prueba su capacidad para asumir la seguridad del país.

La guerra afgana se halla en uno de los momentos más sangrientos más de una década después de la invasión estadounidense y caída del régimen integrista talibán, y a falta de un año para la retirada completa de las tropas extranjeras del país.

DZC (EFE, BBC, AP)

DW recomienda