Talibán infiltrado, autor del atentado que mató a cuatro soldados galos | Política | DW | 21.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Talibán infiltrado, autor del atentado que mató a cuatro soldados galos

Un talibán infiltrado fue el responsable de la muerte de cuatro soldados franceses en Afganistán. El ministro de Defensa, Gérard Longuet, se pronunció en contra de una retirada anticipada de las tropas galas del país.

default

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

“El contingente y la misión de los soldados se mantendrá inalterable”, dijo el ministro francés de Defensa al llegar a Kabul, en donde coincidió con el enviado estadounidense Marc Grossman, que ha viajado a la capital de Afganistán con el propósito de hablar con el presidente afgano, Hamid Karsai, sobre el establecimiento de negociaciones de paz con los talibanes.

“El cometido de las tropas seguirá siendo el conformar una fuerza potente que pueda ser traspasada a los afganos”, dijo Longuet. El ministro destacó que el objetivo de su visita es evaluar la estrategia para que los soldados galos concluyan exitosamente su misión de capacitar a sus pares afganos.  Longuet dijo que el soldado afgano que mató a los militares franceses es un talibán infiltrado en las fuerzas del ejército hace mucho.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, amenazó el viernes con retirar anticipadamente a sus tropas del contingente liderado por la OTAN en Afganistán, después de que un soldado afgano matara a tiros a cuatro miembros de las fuerzas francesas e hiriera a otros 15. Los militares galos practicaban deporte y se encontraban desarmados. El incidente aumenta el número de bajas francesas a 82 desde el inicio de la guerra en el 2001. Actualmente se encuentran 3600 soldados franceses en  el país asiático.

Afghanistan Taliban

Combatientes talibanes.

Agresor, soldado de 21 años

Los talibanes anunciaron el sábado que habían reclutado a un soldado al que responsabilizaron del tiroteo. Se trata de un hombre de 21 años que se había reincorporado al ejército hace dos meses, después de una estancia en Paquistán. Inicialmente los talibanes no confirmaron si el agresor era de su agrupación, aunque reconocieron que el ataque respondía a su estrategia. La adjudicación de la responsabilidad del atentado genera graves preocupaciones sobre la entrega del manejo de seguridad a los militares y policías afganos.    

En un correo electrónico enviado a los medios de prensa, el portavoz talibán Zabihullah Mujahid sostuvo que hay un número de soldados afganos que tienen una dignidad afgana e islámica en sus corazones y que han conducido una serie de ataques contra las tropas extranjeras.   

Longuet visitó a los soldados heridos durante el atentado, algunos de ellos de gravedad. El ministro dijo que los soldados fueron víctimas de la confianza que querían establecer con los soldados afganos, pero reconoció que ese tipo de ataques son poco frecuentes. Una de las víctimas era un soldado búlgaro, miembro de la Legión Extranjera, informó París. 

El tiroteo en el valle Taghab, en la provincia oriental de Kapisa, fue el último de varios incidentes en los que han muerto soldados occidentales a manos de miembros de las fuerzas de seguridad afganas, lo que ha minado la confianza en el proceso que contempla un retiro de las tropas de combate en 2014.

Kinder in Afghanistan

Niños en Afganistán.

Negociaciones de paz con los talibanes

Aunque la OTAN ha apuntado a la infiltración de los talibanes en el pasado, también ha dicho que el estrés, la indisciplina y las divisiones dentro de las filas militares afganas han influído considerablemente.

El tiroteo del viernes se produjo semanas después de una oferta de los talibanes de abrir una oficina política en Qatar como preludio de posibles negociaciones de paz con Estados Unidos y otras naciones.

El enviado especial estadounidense, Marc Grossman, dijo a su llegada a Kabul que Estados Unidos está dispuesto a apoyar toda iniciativa en el proceso de reconciliación que conduzca a un fin del conflicto. Reportes afirman que el presidente afgano, Hamid Karsai, está preocupado de que las conversaciones entre Estados Unidos y los talibanes lo puedan dejar fuera.

Pese a la presencia de más de 100.000 soldados extranjeros, la violencia en Afganistán sigue estando en sus peores niveles desde que los talibanes fueron derrocados por las fuerzas encabezadas por Estados Unidos a fines de 2001.  Desde entonces se estima que más de 2.500 soldados extranjeros han perdido la vida en Afganistán.

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda