Tailandia: 15 detenidos por presunta implicación en atentados | El Mundo | DW | 18.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tailandia: 15 detenidos por presunta implicación en atentados

Horas antes, las autoridades publicaron imágenes de cámaras de seguridad en las que aparecen tres sospechosos dejando un supuesto artefacto explosivo en la ciudad de Hua Hin.

Las autoridades de Tailandia han detenido a 15 personas por su supuesta implicación en los atentados con bomba que tuvieron lugar la semana pasada en varios enclaves turísticos del sur del país, informaron hoy (18.08.2016) fuentes oficiales. Los sospechosos se encuentran en una base militar de Bangkok, según el asesor en asuntos legales de la junta militar, Burin Tongprapai.

La confirmación de las detenciones se produjo horas después de que las autoridades publicaran imágenes de cámaras de seguridad en las que aparecen tres sospechosos colocando un paquete en el lugar donde estalló una de las bombas. Los sospechosos son tres varones que portaban mochila y gorra, y fueron vistos dejando un supuesto artefacto explosivo en la torre del reloj de la ciudad portuaria de Hua Hin, donde el pasado viernes una bomba causó un muerto y cuatro heridos. El trío también fue captado cerca del mercado de Chatchai, en la misma ciudad, que también registró explosiones.

En total, cuatro personas murieron y otras 35 resultaron heridas, entre ellos diez extranjeros, al estallar una docena de explosivos entre el 11 y el 12 de agosto en seis ciudades distintas, incluidas algunos de los principales destinos turísticos del país.

Thailand HUA HIN Anschläge Spurensuicherung

Las pruebas científicas apuntan al movimiento separatista musulmán que opera en el sur del país.

Nadie reivindicó los atentados

Aunque hasta el momento nadie ha reivindicado esta acción, que las autoridades atribuyen a motivaciones políticas sin identificar pero en la que hay pruebas de procedimiento que apuntan al movimiento separatista que opera en la región de mayoría malaya y musulmana en el extremo sur del país, podría estar vinculada con otra deflagración ocurrida en el barrio capitalino de Ramkhamhaeng en 2013.

Por la explosión de hace tres años, en la que siete personas resultaron heridas, las autoridades arrestaron a cuatro varones que fueron sentenciados a 50 años de prisión cada uno.

Más de 6.500 personas han muerto en este conflicto desde que la insurgencia separatista reanudó la lucha armada en 2004, después de una década de letargo.

Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista y exigen la creación de un Estado que integre las provincias de Pattani, Yala y Narathiwat, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani y que Tailandia anexionó hace un siglo.

JC (EFE, AFP)



DW recomienda

ADVERTISEMENT