Supuestas asesinas de Kim vuelven a escena del crimen | El Mundo | DW | 24.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Supuestas asesinas de Kim vuelven a escena del crimen

Las acusadas de la muerte del medio hermano de Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, visitaron junto al magistrado del caso distintas locaciones del aeropuerto de Kuala Lumpur.

En medio de fuertes medidas de seguridad, las dos mujeres acusadas del asesinato de Kim Jong-nam, el hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, llegaron hasta el aeropuerto de Kuala Lumpur, en Malasia, para participar este martes (24.10.2017) en un procedimiento enmarcado en la investigación del caso. La indonesia Siti Asyah y la vietnamita Doan Thi Huong vistieron chalecos antibalas y se mostraron muy exhaustas durante el procedimiento.

De hecho, durante la parte final del recorrido por el aeródromo fueron trasladadas en silla de ruedas, aunque siempre esposadas. En la jornada también participaron abogados defensores y acusadores, todos escoltados por personal policial fuertemente armado. Unos 200 agentes participaron en el operativo, algunos de ellos portando máscaras. Bajo la atenta mirada del magistrado que lleva la investigación, Azmi Ariffin, el grupo recorrió los lugares claves donde tuvo lugar el crimen del ciudadano norcoreano.

Kim Jong-nam estaba en ese aeropuerto el pasado 13 de febrero para abordar un vuelo hacia Macao cuando fue atacado con el agente nervioso VX, en un crimen que impactó al mundo por el uso de un químico considerado arma de destrucción masiva. Las dos mujeres acusadas, sobre las que podría caer la pena de muerte, fueron detenidas poco después del asesinato. Ambas se defienden señalando que pensaban que estaban participando en una broma para un reality show televisivo.

Otros cuatro acusados

El aeropuerto se vio sumido por el caos este martes, debido a la acción judicial, que contó con la presencia de numerosos medios de comunicación. Entre los emplazamientos visitados por las acusadas estuvieron el vestíbulo de entrada, un par de restaurantes, la clínica donde fue atendida la víctima y el puesto de facturación donde asaltaron a Kim y le rociaron el agente químico, entre otros.

La divulgación de nuevas imágenes en el marco del juicio ha aportado algo de luz a esta intriga de espías que parece sacada de la Guerra fría. Sentados en el aeródromo, un hombre con gorra de béisbol y mochila negra impregna las manos de la vietnamita con el veneno. Doan recorre una decena de metros con los brazos separados del cuerpo y las palmas de las manos hacia arriba hasta abordar a Kim por la espalda y restregar el tóxico en el rostro del norcoreano.

Tras un forcejeo con el asaltado, la sospechosa acude rauda hacia los lavabos del recinto, donde supuestamente se limpia a conciencia para librarse del ungüento mortal y emprender la huida. Además de las mujeres, el tribunal imputa el asesinato a cuatro hombres "en paradero desconocido" e identificados como "Mister Y" y "Mister Chang" -quienes dispensaron el veneno-, "James" -quien las reclutó- y "Hanamori" -el coordinador del ataque-.

DZC (EFE, AFP, Reuters)

DW recomienda

Publicidad