Suicidio en Alemania: tercer puesto en Europa | Así es Alemania | DW | 10.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Suicidio en Alemania: tercer puesto en Europa

En el día Mundial para la Prevención del Suicidio se llama a no bajar la guardia ante este problema que afecta a gente de todas las edades y países. Alemania ocupa el tercer lugar en el contexto Europeo.

default

El suicidio es un problema que afecta todas las edades.

Hoy se celebra como cada año, desde hace cinco, el día Mundial para la Prevención del Suicidio. El tema de este año: “Prevención del suicidio a través de las Etapas de la vida”. La intención es enfatizar el hecho de que el suicidio, a diferencia de lo que mucha gente cree, ocurre no sólo entre adolescentes y jóvenes adultos sino en las diferentes etapas de la vida, afectando a todas las edades, géneros y condiciones.

Hacer tomar conciencia de la importancia de conocer el fenómeno y organizarse a nivel educativo y social para poder ayudar a prevenir el suicidio y los intentos de suicidio es el objetivo que llevó a la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) a instituir este día, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El caso alemán

A pesar de que el índice de suicidios en Alemania ha descendido en los últimos 25 años, en el ranking europeo el país ocupa el tercer lugar, después de Lituania y Rusia, según informa el Profesor Martin Teising de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Frankfurt. En el 2005, se registraron alrededor de 11.000 suicidios. Si se sumaran los casos de muertes por SIDA, accidentes automovilísticos, sobredosis y abuso de drogas, no se alcanzarían las mismas cifras de muerte por suicidio.

En 1980 se registraron alrededor de 17.500 casos de suicido en Alemania. Se debe tener presente que el país estaba en una situación especial donde los problemas económicos, sociales y culturales se manifestaban a todo lo ancho y largo de la geografía nacional. Las dos “Alemanias” vivían circunstancias completamente diferentes.

Este versus oeste

En el occidente germano la economía crecía a pasos agigantados, basada en un sistema capitalista que permitía una productividad efectiva y creciente, dando a los trabajadores la oportunidad de obtener un buen salario, un nivel de vida que traía consigo viajes al exterior, la posibilidad de poseer bienes materiales y libertad tanto económica como social.

En Alemania del Este la situación era completamente distinta. En Brandeburgo, Mecklemburgo, Sajonia, Sajonia Anhalt, Turingia, y Berlín del Este, se vivió bajo un sistema comunista donde el libre comercio y la productividad efectiva no tenían lugar, donde la economía decaía. Las personas estaban controladas a nivel laboral, a su vez que experimentaban una vigilancia social; cualquier insinuación de deseo de ir a Occidente era suficiente para privar de la libertada o castigar a los ciudadanos, frustrando sus deseos y anhelos.

Es por esto que las estadísticas nacionales muestran una notable diferencia en las tasas de suicidio entre la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana. Muchos datos de la RDA fueron modificados y/o ocultados tras la reunificación del país. Pero los datos con los que se cuenta demuestran que los casos de muerte por suicidio doblaban en el Este las cifras de occidente.

Hoy en día, las causas por las cuales los alemanes deciden cometer suicidio son en general las mismas que a nivel mundial. Sin embargo, sigue existiendo un gran énfasis en el desempleo como causa fundamental del suicido en Alemania y, aunque ahora el país es uno solo, sigue habiendo grandes diferencias económicas entre las dos regiones, existiendo todavía un índice de suicidio mayor en las regiones más pobres del país.

Un problema sin edad

Latinoamérica sigue siendo la región con el menor índice de suicidios en el mundo, si bien no está exenta de esta problemática que afecta a todos los países. Cada año mueren aproximadamente un millón de personas en el mundo por suicidio, lo que equivale al 3% del total de muertes.

En jóvenes adolescentes por debajo de los 15 años, el suicidio es la causa principal de muerte en China, Suecia, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda. En jóvenes adultos de 15 a 24 años es una de las causas de muerte más importante en muchos países del mundo. En adultos, el suicidio ha provocado más muertes que todas las guerras juntas, según indica la IASP. El riesgo de suicidio en personas mayores de 85 años de edad está creciendo alarmantemente en la gran mayoría de los países.

Las causas de suicidio varían según la edad y ámbito social de cada ser, pero se relacionan con problemas de desempleo, pérdida de seres queridos, ruptura de relaciones, problemas jurídicos o laborales, antecedentes familiares de suicidio, abuso de alcohol y drogas. Se piensa que esteste último es el motivo por el cual existen más hombres que mujeres que intentan suicidarse, al tener los hombres mayor tendencia al alcoholismo. Además, tienen un mayor acceso a armas letales. Los maltratos de infancia, el aislamiento social, diferentes trastornos mentales como la depresión, y el dolor también pueden ser causantes de suicidio.

Enlaces externos