Sudaneses siguen protestando a una semana de caída de Bashir | El Mundo | DW | 18.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Sudaneses siguen protestando a una semana de caída de Bashir

Los manifestantes exigen que la junta militar entregue el poder a un gobierno civil a la brevedad. También piden que se juzgue al exmandatario.

A una semana de que las Fuerzas Armadas de Sudán derrocaran al presidente Omar al Bashir, este jueves (18.04.2019) las protestas continúan en el país, con el objetivo declarado de poner fin a todo el régimen y exigir a la junta militar que traspase a la brevedad el control del Ejecutivo a un gobierno civil, en una secuela de las inéditas protestas que comenzaron hace cuatro meses en el país africano.

Con una asistencia cada vez más masiva, los manifestantes coreaban frente al cuartel general del Ejército, situado en el centro de Jartum, la capital de Sudán, "poder a los civiles, poder a los civiles” y "libertad, paz, justicia”. Tras gobernar durante tres décadas, el 11 de abril Bashir, de 75 años, fue derrocado por los militares, tras cuatro meses de protestas que comenzaron por el aumento del precio del pan y que derivaron en un rechazo general al régimen.

"Es la primera semana de mi vida sin Bashir”, dijo a la agencia AFP Tareq Ahmed, ingeniero de 28 años, que participa en las manifestaciones desde hace 13 días. "Estoy orgulloso de lo que mi generación hizo al dictador”, agregó. Al principio pedían que Bashir se fuera, ahora exigen que se disuelva el Consejo Militar de transición que tomó el poder, y que se instaure un poder civil.

No lo quieren entregar

La junta militar ha anunciado que se mantendrá en el poder por un periodo de dos años, aunque ya ha iniciado un proceso de diálogo con los partidos políticos para preparar la transición política en el país. Sin embargo, este camino parece demasiado largo a algunos manifestantes. "Queremos que el Consejo Militar sea disuelto y reemplazado por un consejo civil que incluya representantes de los militares”, dijo Mohamed Naji, un responsable de la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), un grupo que está en la primera línea de la revuelta.

Bashir llegó al poder con un golpe de Estado en 1989 apoyado por los islamistas. El mandatario derrocado tiene órdenes de captura de la Corte Penal Internacional de La Haya por "genocidio” en Darfur, pero las autoridades actuales se niegan a extraditarlo. El miércoles, Bashir, que estaba detenido en un lugar secreto, fue trasladado a una cárcel del norte de Jartum, indicó uno de sus allegados. El Consejo Militar anunció ese mismo día el arresto de dos de sus hermanos.

DZC (AFP, EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda