Sudáfrica 2010: estadios alemanes | Deportes | DW | 09.06.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Sudáfrica 2010: estadios alemanes

El primer Mundial de fútbol en el continente africano se ha beneficiado de la experiencia alemana en la organización de grandes eventos. El aporte arquitectónico: los estadios de Puerto Elizabeth, Durban y Ciudad del Cab

El estadio de Ciudad del Cabo.

El estadio de Ciudad del Cabo.

La firma de arquitectos gmp (Gerkan, Marg y Asociados), con oficinas principales en Hamburgo y Berlín, fue la encargada de la construcción de los tres estadios mencionados, uno de los cuales, así lo quiso el destino, será incluso estrenado por la selección de Alemania el 13 de junio en el partido contra Australia, el de Durban, algo que llena de orgullo a sus creadores.

Puerto Elizabeth

gmp ganó en el 2005 la licitación para construir el estadio Nelson Mandela en Puerto Elizabeth, con capacidad para 48.000 espectadores, en un contrato por un valor cercano a los 90 millones de Euro.

Das Nelson Mandela Bay Stadion

Nelson Mandela Bay Stadion.

Las principales características de la edificación son su techo, una estructura única en su tipo; la vista espectacular sobre el lago North End, y la combinación de césped natural en el campo de juego y césped artificial en el área que lo rodea.

El estadio, teniendo en cuenta su ubicación en un desolado paisaje en el Parque Príncipe Alfredo, fue concebido bajo el concepto del capullo de una flor que emerge del lago, razón por la cual parte de su estructura se refleja en el agua. Siguiendo esta misma línea el techo retoma la idea de los pétalos en su forma y con una combinación de aluminio y membrana protege a los espectadores del sol y del fuerte viento.

En Puerto Elizabeth, tan pronto el Mundial finalice, quedará un monumento arquitectónico para Sudáfrica que será utilizado no sólo como instalación deportiva sino también como zona de recreación y esparcimiento para la población de la región.

Durban

Para el diseño del estadio Moses Mabhida, escenario de una de las semifinales del Mundial y donde la selección alemana debutará en el evento, los arquitectos se inspiraron en la bandera sudafricana y el espíritu de unidad de la nación plasmado en los dos arcos que unen el costado sur con la parte norte, cuyo encuentro en la mitad simboliza la integración de un país que estuvo durante largo tiempo dividido.

Durban Stadion in Südafrika Lichtbogen LED Leuchten Flash-Galerie

Durban Stadion

La firma gmp obtuvo en el 2006 el primer premio en un concurso abierto para escoger la mejor propuesta del que es hoy un estadio mundialista, cuyo costó ascendió aproximado de 300 millones de Euro y acogerá en Sudáfrica 2010 un auditorio de 70.000 personas, una capacidad que en caso de necesitarse podría ampliarse a 85.000 para cumplir con los requisitos olímpicos.

El estadio, unido a la playa a través de un parque infantil, cuenta con una plataforma panorámica de 106 metros de altura desde la cual se puede observar la ciudad y a la que se accede con un teleférico desde el arco norte. El arquitecto Hubert Nienhoff, responsable del proyecto, creó también un sistema de iluminación interior especial que irradia en la oscuridad y complementa las luces con las que cuentan los arcos, haciendo del Moses Mabhida una obra que en la noche alcanza su plenitud.

Ciudad del Cabo

Bautizado con el nombre de Green Point en honor al barrio en el que se encuentra, es el resultado de otra premiada propuesta de la firma gmp en el 2006. El estadio es ya hoy uno de los más importantes símbolos de la metrópoli surafricana por su privilegiada ubicación, con la costa y el mar por delante, y al fondo, a manera de telón, la ciudad y la Montaña de la Mesa.

Verseidag Stadion WM 2010 Südafrika Flash-Galerie

Green Point Stadion

La construcción del Green Point, que albergará a 66.000 aficionados, tuvo un costo cercano a los 400 millones de Euro y su estructura luce a primera vista más como una escultura incrustada en el paisaje que como un escenario deportivo: techo de cristal, una silueta que rememora una ola, y una fachada de membrana transparente que deja colar la luz natural, la cual, dependiendo de la condiciones climáticas, determina el color de la construcción que se torna rojiza al atardecer, azul en verano y gris en invierno.

“Estamos orgullosos de haber trabajado en el sueño africano y de haber logrado entregar a tiempo, gracias al entusiasmo y el esfuerzo de los locales, los estadios” dice Hubert Nienhoff, de la firma gmp, en entrevista con la prensa de Berlín al entregar el balance del aporte arquitectónico alemán al Mundial 2010.

Autor: Daniel Martínez
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda